Petición

La OCDE pide a EE UU que desvincule la ayuda al desarrollo del comercio

La Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) pidió ayer a EE UU que desvincule la ayuda a los países pobres de la obligación de adquirir bienes o servicios estadounidenses. Así lo recoge el informe preparado por el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD), del que ayer se publicaron algunas recomendaciones.

El escrito recuerda que 'excepto en ciertas formas de ayuda a los países menos adelantados (PMA), la ayuda de EE UU está generalmente ligada al aprovisionamiento de bienes y servicios comprados a EE UU'. El DAC afirma que la Administración estadounidense es el país que envía más alimentos a los países en desarrollo y subraya que 'los costes de la transacción son caros y pueden resultar ineficientes en la búsqueda de soluciones locales en los países en desarrollo en situaciones que no son de emergencia'.

EE UU se convirtió en 2001 en el primer donante de ayuda oficial al desarrollo (AOD) al dedicarle 10.900 millones de dólares (11.200 millones de euros), una quinta parte de la AOD total. No obstante, en términos relativos, EE UU es el país que menos porcentaje de su PIB dedica a la ayuda, con sólo un 0,11% (la media mundial es del 22%).

Por eso, la OCDE también recomienda un aumento de su aportación, así como una mayor unificación de la gestión interna y más colaboración con otros países donantes. En su favor, celebra la propuesta del presidente, George Bush, de elevar 5.000 millones de dólares la aportación anual, que aún debe ser aprobada por el Congreso.