Estudio

Los salarios suben un 18,9% desde 1996 mientras la vivienda vale un 75,8% más

Ayer fue el ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, quien volvió a insistir sobre la idea apuntada un día antes por el titular de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos. En declaraciones a la Cadena SER, Zaplana aseguró que es 'rigurosamente cierto' que en España las familias tienen mayor poder adquisitivo, a la vez que consideró una 'evidencia' que el Gobierno está haciendo un gran esfuerzo por fomentar la vivienda social para jóvenes y desfavorecidos. 'Pero lo que es evidente es que contra el mercado muchas veces es difícil luchar', declaró.

Por su parte, el vicepresidente económico del Gobierno, Rodrigo Rato, se limitó a recordar que las familias se han beneficiado durante los últimos años de la fuerte reducción protagonizada por los tipos de interés y el alargamiento de los plazos de amortización, lo que ha facilitado la capacidad de endeudamiento de las familias. Aun así, admitió que, tal y como ha recordado el Banco de España, el aumento del nivel de endeudamiento de las familias españolas se encuentra en la actualidad al límite después de haber crecido en los últimos años a tasas muy superiores a lo que lo ha hecho el resto de Europa.

De hecho, en términos del esfuerzo requerido para pagar la cuota de un préstamo hipotecario típico, a 15 años, que financia el 80% de la adquisición de una vivienda de unos 90 metros cuadrados, el grado de accesibilidad de las viviendas es ahora mayor. Así, en 1991, el pago de esa cuota hubiera supuesto el 59% del salario medio, neto de impuestos. En 1999, esa cifra logró reducirse al 26%, mientras que en los últimos 2 años ha vuelto a deteriorarse hasta alcanzar el 36% de los ingresos netos por culpa del encarecimiento de la vivienda.

Lo cierto es que durante los últimos años, además de los cambios acontecidos en las condiciones de financiación de los créditos hipotecarios, se han dado un conjunto de circunstancias que han impulsado la venta de casas. Uno de los efectos más importantes ha sido el demográfico, ya que según el Banco de España, a lo largo de la década de los noventa, el número de jóvenes incorporados como potenciales demandantes al mercado inmobiliario ha superado los 600.000 al año, fenómeno al que hay que sumar la fuerte creación de empleo.

Polémica por las palabras del titular de Fomento

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) rechazó ayer que el incremento de los precios de la vivienda se deba a una subida del nivel de renta.La portavoz de la OCU, Iliana Izverniceanu, calificó de 'desfachatez' las declaraciones realizadas el martes por el ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, quien afirmó que entre los factores que ayudan a la subida del precio de la vivienda está la mejora del nivel de renta de los españoles. La representante de OCU explicó que 'en 1998 el precio de la vivienda representaba cuatro veces el salario anual, mientras en 2001 suponía 5,5 veces, lo que demuestra que el precio de los pisos ha subido y no que las rentas se han incrementado'. El grupo parlamentario de IU consideró 'insultantes' para los sectores sociales más desfavorecidos las declaraciones del ministro de Fomento. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, acusó a Cascos de buscar 'argumentos falsos' para justificar el encarecimiento de la vivienda en España.