Integración

IBM cierra la adquisición de PwC Consulting por 3.535 millones

IBM y PricewaterhouseCoopers han anunciado la adquisición de PwC Consulting, la unidad de consultoría y servicios tecnológicos de PricewaterhouseCoopers, por parte de IBM. La operación ha sido aprobada mayoritariamente por los socios de PricewaterhouseCoopers a nivel global y ha recibido las autorizaciones legales necesarias, incluyendo la de la Unión Europea y los Estados Unidos. Bajo los términos de esta transacción, IBM ha abonado a PricewaterhouseCoopers 3.500 millones de dólares en acciones y efectivo.

"Esta unión crea una nueva categoría dentro del campo de la consultoría. Hemos combinado dos organizaciones que tienen culturas y conocimientos complementarios y que comparten la misma visión que contempla la fusión de la tecnología y del conocimiento de negocio para aportar valor añadido a nuestros clientes", afirma Ginni Rometty, directora general de IBM Business Consulting Services.

Samuel A. DiPiazza, Jr, presidente ejecutivo de PricewaterhouseCoopers, señala que "con el cierre de esta venta, PricewaterhouseCoopers completa de forma eficaz la reorganización que comenzamos hace más de dos años, que

responde a nuestro compromiso de liberar a nuestra unidad de consultoría de las restricciones legales de nuestro sector. La combinación de PwC Consulting e IBM consigue precisamente ese objetivo que establecimos y proporciona a nuestros clientes y profesionales mayores oportunidades y el

acceso a soluciones innovadoras".

Los ejecutivos de IBM anunciaron la compra de la consultora en julio pasado con el objetivo de ampliar su división de servicios y mejorar sus posibilidades de asistir integralmente a sus clientes.

La combinación de ambas empresas fue aprobada de manera abrumadora por los propietarios de PriceWaterHouseCoopers y fue bien recibida por los analistas por las capacidades de ofrece a IBM.

Según un comunicado de prensa, con la integración de PWC Consulting, IBM convierte a la empresa en la corporación de servicios y consultoría más grande del mundo, una ventaja competitiva, señaló, con la que no cuentan sus más directos contrincantes.

Recientemente, los ejecutivos de IBM reconocieron que una vez concluyese la adquisición era probable que se produjese una reducción de plantilla en esta unidad, que tiene unos 30.000 trabajadores.

La sección de servicios de IBM tiene cerca de 150.000 trabajadores en el mundo y es la división más grande con la que cuenta la multinacional estadounidense.