Cataluña

Clos Vitis nace para apoyar a jóvenes enólogos españoles

La compañía Clos Vitis es una iniciativa de media docena de empresarios y profesionales de la comarca barcelonesa del Penedés que se creó con el objetivo de apoyar a los jóvenes enólogos que estudian en la Escuela de Viticultura y Enología Mercé Rosell Doménech, ubicada en Espiells, pedanía de Sant Sadurní d'Anoia. Hasta el momento, la compañía, registrada como sociedad limitada, ha apoyado el lanzamiento de tres vinos elaborados por Miquel Medall, ex alumno y actualmente profesor de la escuela.

La intención de Clos Vitis es refundarse y convertir la sociedad en una fundación privada que se financie con aportaciones de empresas que busquen una desgravación fiscal. Según el máximo responsable de Clos Vitis, Joan Quintana, 'hasta el momento hemos invertido en la sociedad unos 100.000 euros, que se han destinado principalmente a la compra de depósitos y maquinaria para elaborar vinos en pequeñas cantidades, ya que este tipo de instalaciones no existe en las bodegas actuales, cuyas producciones son más elevadas'. La financiación de estas compras se ha realizado con aportación directa de los socios y mediante créditos bancarios.

Proyectos

'Sin embargo, como desde el principio la sociedad no ha tenido ánimo de lucro, hemos decidido refundarnos y convertirnos en fundación privada', explicó Quintana. De esta forma, Iñaki Urdangarín, miembro de la familia real española, podría asumir la presidencia. 'Urdangarín ha estado ligado al proyecto desde el principio y nosotros le ofreceremos la presidencia o una forma de que se vincule más personalmente', señaló el portavoz de la empresa. Clos Vitis actúa sin ánimo de lucro y apoya a todos los jóvenes enólogos españoles que presenten proyectos que incluyan algo de innovador. 'Vinos que utilicen variedades en peligro de extinción, variedades recuperadas en zonas donde no existan o utilización de recipientes que no son comúnmente usados', afirmó Joan Quintana. Los proyectos de lanzamiento del vino deben tener un coste máximo de 18.000 euros y el número de botellas que se elaboran no deben superar las 10.000 unidades.

Clos Vitis cuenta actualmente con proyectos de jóvenes enólogos de Ribera de Duero, Mallorca y la Comunidad de Madrid. 'Nuestra intención es que estos proyectos se financien con aportaciones de empresas de la zona de donde es el vino y nunca con aportaciones superiores a los 3.000 euros, para evitar que una gran empresa se apodere del proyecto', aclaró el portavoz de Clos Vitis. Las empresas que financien los proyectos percibirán una parte del vino.