_
_
_
_
Madrid

El Ibex cierra su peor semana del año al perder un 6,19%

La peor semana del ejercicio, el peor cierre en los últimos cinco años, la serie consecutiva de caídas (siete con la de ayer) más abultada desde julio de 1999 y una caída del 31,4% en lo que va de año. Este es el desastroso balance estadístico que a estas alturas arroja la Bolsa española. Un panorama que puede complicarse aún más si las empresas continúan recortando sus expectativas de beneficios.

El Ibex cayó ayer un 1% en una jornada dominada por el nerviosismo y las posiciones cortoplacistas provocadas por el vencimiento de los derivados. La llamada triple hora bruja, vencimiento de los futuros sobre índices y acciones y los contratos de opciones, dejó un reguero de volatilidad en los mercados. El Ibex sufrió bandazos de hasta el 2,6% entre el máximo y el mínimo de la sesión, algo que se repitió en el resto de plazas europeas, especialmente el Dax y el FT, con oscilaciones del 4,5% y del 8%, respectivamente.

El zigzagueo fue continuo a medida que en los diferentes mercados llegaba la hora del vencimiento de estos contratos. Así, a las 12 concluía el plazo para los contratos de los índices Stoxx, una hora después ocurría lo mismo en el Dax y, a una hora y cuarto del cierre, le tocó al Ibex. A partir ese momento, el índice español se hundió hasta los mínimos del día

Más información
encuesta:Encuesta: ¿Cree que los mercados bursátiles reflejan la actual situación económica?

El vencimiento de los contratos de futuros tiene lugar el tercer viernes de cada mes. Sin embargo, cuando éste coincide con los cierres trimestrales de las opciones, como ayer, la volatilidad y el volumen se multiplican. A todo ello hay que añadir que el Dax y el Footsie, los dos índices más relevantes de Europa, efectuaban al cierre de la sesión cambios en la composición de sus miembros.

Las sesiones en las que tiene lugar esa triple hora bruja, los índices tienden a sufrir notables vaivenes, impulsados por las movimientos de los inversores que deben ajustar sus posiciones a medida que se acerca el momento del vencimiento de los contratos.

Los analistas no descartan que desde Wall Street y las principales plazas europeas sigan llegando malas noticias empresariales a medida que se cierra el tercer trimestre del año. La única nota positiva la dio una encuesta realizada por Reuters entre 90 estrategas de EE UU, Europa y Asia, que reflejó la esperanza de los expertos de que los índices repunten en los últimos dos meses del año.

Brasil presiona a la banca, que cae a niveles de 1998

SCH y BBVA han terminado la semana con descensos del 12,34% y 11,96%, lo que sitúa ambas cotizaciones a los mismos precios en los que se encontraban hace cuatro años.La clave de estas caídas, al igual que la de otros grandes valores como Endesa, que ha retrocedido un 15,88% en las últimas cinco sesiones, se encuentra principalmente en la crisis latinoamericana y ahora, especialmente en Brasil, que se enfrenta a unas elecciones decisivas el próximo 6 de octubre. Ayer el real se depreciaba más de un 4%, hasta las 3,46 unidades por dólar. Factor que provocó un descenso del 5,26% al BBVA en el día, y del 3,26% al SCH. El FMI también presiona, ya que ha advertido del riesgo que supondría para las economías que la crisis de Argentina y Brasil se extendiera a México. A esto se han unido los malos resultados y bajas previsiones de algunos bancos de peso, como JP Morgan o Morgan Stanley. Hay compañías que han superado con creces las pérdidas que han tenido los bancos en la última semana. Amadeus se ha dejado un 15,97%; Indra, el 12,66%, y Sol Meliá, el 12,50%. Inditex, por el contrario, ha ganado un 10,37%, impulsada por las buenas perspectivas -y después la confirmación- de sus resultados. Otras empresas que han ganado son Dragados (8,53%), Carrefour (6,03%), Gas Natural (5,10%), Ferrovial (3,23%) y Acciona (1,27%).

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_