Crisis argentina

El Gobierno argentino saca del 'corralito' los depósitos inferiores a 7.000 pesos

El Gobierno argentino ha anunciado nuevas medidas para disolver gradualmente el corralito financiero en el que están encerrados los capitales de millones de personas y ha decidido liberar de toda restricción los depósitos de los pequeños ahorradores.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, ha señalado en una conferencia de prensa que, a partir del 1 de octubre, será desbloqueado el dinero de los ahorradores con depósitos de hasta 7.000 pesos (1.944 dólares), que desde diciembre pasado están encerrados en el denostado corralito.

Lavagna ha indicado que en esa situación se hallan casi el 60% de los ahorradores del sistema financiero afectados por las restricciones, aunque la cantidad de depósitos representa unos 1.400 millones de pesos (388,8 millones de dólares). El total de dinero que aún está en el corralito es de 20.000 millones de pesos (5.555 millones de dólares).

Canje por bonos

Lavagna también ha anunciado el lanzamiento de una segunda etapa de canje de certificados de depósitos encerrados en el corralito por dos tipos de bonos emitidos por el Estado o por los bancos. Uno de los bonos ofrecidos al canje será emitido por el Estado y denominado en dólares, con vencimiento en el año 2013 y garantía adicional por parte de los bancos.

El nuevo plan del Gobierno argentino ha sido avalado hoy por los bancos y rechazado en una manifestación de ahorradores. El presidente de la Asociación de Bancos de Argentina (ABA), Mario Vicens, señaló en un comunicado que las medidas "mejorarán la situación de los ahorradores".

La medida "favorece la progresiva normalización de las actividades financieras y el paulatino restablecimiento del crédito", ha añadido la declaración de la principal patronal bancaria del país. En cambio, en una de las habituales manifestaciones de protesta de los ahorradores, el líder de las personas afectadas por las restricciones financieras, el comediante Nito Artaza, calificó a los títulos ofrecidos para el canje de "inmundos".