Vivienda

La inversión extranjera en inmuebles europeos se incrementa un 4%

Las operaciones de inversión transnacional (aquellas en las que intervinieron compradores o vendedores no comunitarios) en el mercado inmobiliario europeo fue de 10.200 millones de euros durante el primer semestre de 2002, un 4% más que durante el mismo periodo del año anterior.

Según la última edición del informe Cross-border Real Estate Investment, elaborado por la consultora inmobiliaria Jones Lang Lasalle y en el que se analizan las operaciones de inversión en el mercado inmobiliario europeo, este incremento se produjo a pesar de que la contratación de oficinas por parte de inversores extranjeros disminuyó un 26%.

De los 10.200 millones de euros registrados, 7.500 millones se destinaron a adquisiciones por parte de compradores extranjeros, mientras que los 2.700 millones restantes se refieren a ventas de propietarios extranjeros a inversores europeos. El informe señala que la cifra de adquisiciones podría haber sido incluso mayor, de no ser por la escasez de inmuebles disponibles, que limitó el volumen de compras y creó una intensa competencia entre inversores europeos y extranjeros en su pugna por hacerse con activos inmobiliarios de calidad. Por países, el Reino Unido atrajo el 27% de las inversiones extranjeras durante la primera mitad del año, seguido por Francia, con un 21%, y Suecia, con un 15%, mientras que España, a pesar de no encontrarse entre los primeros puestos, continuó ganando cuota de mercado.

El informe, que analiza también las fuentes de capital internacional, sitúa los fondos de inversión públicos (abiertos) de origen alemán como la fuerza financiera dominante, con un 25% del capital invertido, dato que Jones Lang Lasalle atribuye al desencanto de los inversores alemanes respecto a los mercados bursátiles.

Por otro lado, los inversores privados participaron activamente en el ámbito de las inversiones inmobiliarias europeas durante el primer semestre de 2002, contabilizando una quinta parte de todas las compras extranjeras.