Bolsa

Las aseguradoras pierden el 41,2% del valor en Bolsa

Las mayores aseguradoras europeas cerraron en junio un trimestre negro. Durante este periodo, las entidades han perdido un 33% de su valor en Bolsa, lo que ha acentuado las dudas que los inversores mantienen desde que se produjesen los atentados sobre las Torres Gemelas el pasado 11 de septiembre, hecho que marcó el comienzo del endurecimiento del mercado asegurador.

Así, en lo que va de ejercicio, las grandes entidades del continente se han dejado el 41,2% de su capitalización bursátil total. æpermil;sta es la tercera mayor pérdida sectorial en el Euro Stoxx, sólo superada por el sector de medios de comunicación, con pérdida del 44%, y el tecnológico, que se ha depreciado un 52,8%.

La desconfianza de los mercados internacionales se ha manifestado en caídas en el segundo trimestre del 70% para la aseguradora británica Royal Sun & Alliance; del 66,9% en el caso de Swiss Life; del 58,5% en los títulos de Zurich Financial Services; un 49,7% en los de la aseguradora alemana Allianz; del 41% en el caso de la mayor reaseguradora del mundo Munich Re, y de cerca de un 40% en las cotizaciones de Aviva y Axa. Los inversores han mostrado sus dudas acerca de la solvencia de unas entidades que, en el último año, han tenido que hacer frente a los atentados del pasado 11 de septiembre y a la caída generalizada de los mercados financieros internacionales, que ha provocado una depreciación de las inversiones y han conducido a la necesidad de aportaciones extraordinarias a las reservas. æpermil;ste ha sido el caso de entidades como Winterthur o Zurich Financial Services, que se han visto obligadas a inyectar miles de millones de euros después de comprobar que el valor de sus carteras se había diluido.

A este sombrío panorama se le unen las recientes inundaciones en diversos países de Centroeuropa, que obligarán a las entidades a desembolsar unos 1.300 millones de euros a modo de indemnizaciones. Allianz anunció el pasado jueves que tendrá que pagar alrededor de 550 millones de euros por las riadas. La suiza Swiss Re, que registró por primera vez una pérdida neta en 2001 por los atentados del 11 de septiembre, se verá menos afectada, al contabilizar 170 millones por los pagos por las catástrofes.

La alemana Munich Re, primera aseguradora mundial, cifró los costes en 500 millones de euros, lo que le podría llevar a cerrar por cuarto año consecutivo con pérdidas en un año que se preveía positivo por la venta de participaciones a Allianz.

De hecho, ha sido la desinversión la que ha salvado los semestres de las dos principales entidades alemanas, Allianz y Munich Re, que vendieron las acciones que mantenían una entidad de la otra.

Después de obtener suculentas ganancias netas hasta marzo, ambas entidades perdieron 356 millones y 380 millones de euros, respectivamente. Swiss Re y Axa, ganaron bastante menos en el semestre (un 91% y un 32% menos, respectivamente), aunque anunciaron que confían en mantener sus previsiones de beneficio para diciembre.