Conferencia

Telefónica amortizará el 2% del capital para favorecer a sus accionistas

Cesar Alierta, en una conferencia por Internet con analistas internacionales, explicó que el grupo ha aprovechado las caídas en la cotización de Telefónica para aumentar su autocartera.

La amortización de acciones de la empresa tendrá varios efectos beneficiosos para el accionista, pues incrementa la cotización y mejora el beneficio por acción y el dividendo que percibe el inversor.

Alierta explicó a los analistas la decisión de provisionar 4.837 millones de euros para cubrir las inversiones realizadas para la adquisición de licencias UMTS en Europa, y señaló que se trata de una política que ha dejado a Telefónica con un perfil crediticio muy fuerte y con un balance de buena calidad.

Además explicó que si no se hubiera realizado esta operación, Telefónica hubiera tenido pérdidas de 2.374 millones de euros en el periodo 2002-2005 y el Ebitda se hubiera resentido en 1.802 millones de euros negativos en ese periodo.

El incremento del flujo de caja, maximizar los recursos y la reducción de costes, son las tres líneas estratégicas que mantendrá Telefónica dentro de una política muy conservadora, dijo Alierta.

Situación en Latinoamérica

Los directivos de Telefónica se refirieron también a la situación en Latinoamérica y señalaron que la caída de los ingresos de más de un 23,3% se debió a Argentina donde los ingresos han bajado en el último año un 68 % en un año debido a la situación del país y la devaluación de la moneda.

En este país, Telefónica continuará su estrategia de control de costes y racionalización. Alierta explicó que se ha pasado de una exposición de 6.000 millones de euros a finales de año a menos de mil en la actualidad.

Telefónica seguirá apostando por el mercado brasileño en el que se han captado el 80 % del crecimiento de nuevas líneas de Latinoamérica y donde los ingresos crecieron un 25 % en el semestre.