Cuentas

EADS redujo un 94% su beneficio en el primer semestre por los extraordinarios

El consorcio aeronáutico europeo EADS obtuvo un beneficio neto de 91 millones de euros en el primer semestre del ejercicio 2002, lo que supone un descenso del 94% en comparación con el mismo período del año anterior. El grupo explicó que el retroceso del resultado se debió al beneficio extraordinario obtenido en 2001 por la creación de la compañía integrada Airbus SAS.

El beneficio neto antes de fondo de comercio y extraordinarios se elevó a 462 millones de euros, un 1% más que en el primer semestre de 2001. El beneficio antes de impuestos e intereses (EBIT) se incrementó en idéntica medida y alcanzó los 775 millones de euros.

En cuanto a la facturación de EADS entre enero y junio, ascendió a 13.974 millones de euros, un nivel muy parecido respecto al del año anterior, mientras que los pedidos recibidos bajaron un 65%, hasta 14.800 millones de euros.

La cartera de pedidos global asciende actualmente a 172.988 millones de euros, un 4% menos que en 2001. "Los recientes éxitos reforzarán aun más y sustancialmente esta cartera y fortalecerán el crecimiento del negocio de defensa de EADS", subrayó el grupo.

Los consejeros delegados de EADS, Philippe Camus y Rainer Hertrich, anunciaron que el consorcio ha elevado en un 20 % su previsión de EBIT para el conjunto del ejercicio 2002 y destacaron que el grupo fue "capaz de afrontar una difíciles condiciones del mercado".

Airbus entregará 300 aviones

Airbus, participada al 80 % por EADS, generó un EBIT de 874 millones de euros, lo que supone un aumento del 10 %. La cartera de pedidos de Airbus se eleva a 1.519 aviones, con 107 pedidos nuevos en el primer semestre de 2002.

Los consejeros delegados explicaron que la compañía mantiene su previsión de 300 entregas al año de Airbus en 2002 y 2003, "estrictamente ajustada a la demanda del mercado y plenamente respaldada por pedidos en firme".

La división de aviones de transporte militar registró un EBIT negativo de 72 millones de euros, lo que triplica la pérdida de 21 millones de euros de 2001. Por su parte, el segmento aeronáutico redujo un 26 % su EBIT, con 63 millones de euros.