Reestructuración

Lucent despedirá a otros 7.000 trabajadores

La compañía tecnológica estadounidense Lucent Technologies ha decidido acelerar su reestructuración y suprimir 7.000 empleos adicionales -el 13% de su plantilla-, después de duplicar sus pérdidas en el tercer trimestre del año fiscal 2001-2002, según comunicó ayer la propia empresa.

Lucent justificó el nuevo recorte de plantilla, que se llevará a cabo antes de que finalice el año, por 'el declive de los mercados'. La plantilla de la multinacional contaba a 31 de junio con 53.000 trabajadores.

El grupo estadounidense, que ha comprometido una carga extraordinaria de 808 millones de euros en sus cuentas del tercer trimestre para hacer frente a la reestructuración, espera que la medida genere un ahorro anual de 700 millones de euros.

Lucent Technologies decidió a principios del año 2001 su primer recorte de plantilla, empujada por las dificultades del sector de las telecomunicaciones, y suprimió 16.000 empleos.

Durante el año pasado realizó varios ajustes de efectivos que, unidos al anunciado ayer, suponen en total la eliminación de un tercio de su plantilla en dos años.

Lucent Technologies registró un déficit de 7.840 millones de euros en el periodo comprendido entre abril y junio, lo que multiplica por 2,4 la pérdida de 3.238 millones de euros que sufrió en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Reducción

El volumen de negocio de la tecnológica se redujo un 50% y se situó en 2.949 millones de euros, mientras que el resultado de explotación generó una pérdida de 2.302 millones de euros, inferior en un 9,7% a la del tercer trimestre del año precedente.

Lucent incluyó una provisión por cargas de reestructuración y por depreciación de activos de 1.600 millones euros en sus cuentas del tercer trimestre, frente a la carga de 541 millones de euros) del mismo periodo del año pasado.

La directora ejecutiva de la compañía norteamericana, Patricia Russo, subrayó que 'el mercado continúa siendo desafiante. Las restricciones de las inversiones se han intensificado y se han mantenido mucho más tiempo de lo que nadie habría esperado'.

Por otro lado, SBC, la segunda empresa de telefonía local de Estados Unidos, informó ayer que sus beneficios en el segundo trimestre fueron inferiores a los previstos debido al debilitamiento económico y a la fuerte competencia de la telefonía local.

La empresa aseguró que estos resultados obligan a llevar a cabo un nuevo plan de reducción de costes, cuya principal medida será la reducción de su plantilla, en 3.000 trabajadores en este caso.

La firma de telecomunicaciones obtuvo ganancias netas de 1.800 euros, frente a 2.100 millones de euros del año anterior. Las ventas de la compañía cayeron un 5,5% y se situaron en 10.800 millones de euros.