Informe

La pobreza aumentó en términos relativos durante los noventa

La década de los noventa supuso un importante retroceso en términos de desarrollo humano, según el informe elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentado ayer en Manila.

Aunque el número de pobres -que viven con menos de un dólar al día- pasó de 1.276 millones en 1990 a 1.151 en 2000, en términos relativos la pobreza aumentó en África, Asia, Latinoamérica y Europa. En África subsahariana el número de pobres creció de 242 millones a 300 millones en la década pasada. También en Europa Central y del Este y en la Confederación de Estados Independientes la renta per cápita disminuyó un 2,4%. El informe destaca, además, un aumento de la desigualdad en el mundo. La población más rica, un 5%, tiene ingresos 114 veces superiores a los del 5% más pobre.

No obstante, 57 países, que abarcan la mitad de la población mundial, han reducido a la mitad sus porcentajes de pobreza o lo harán antes de 2015, fecha marcada por los objetivos del milenio, acordados hace dos años.

Como datos positivos, han descendido la mortalidad infantil y la asistencia a la escuela primaria.

El informe evalúa también el nivel de democracia, que ha sufrido un fuerte deterioro. Según la ONU, algunos países en desarrollo de América Latina, África y este de Europa que en los ochenta caminaban hacia la democracia, ahora están bajo regímenes totalitarios o en situaciones muy complicadas, como es el caso de Argentina, Venezuela, Madagascar o Zimbabue.

EE UU, por el contrario, obtiene un 10 en democracia, aunque no ha mejorado su posición en la lista de desarrollo humano y continúa en sexto lugar. Ello se debe, sobre todo, a la desigualdad, una de las más altas (un 16%) entre los países de ese nivel de desarrollo. El informe, elaborado con datos de 2000, muestra que los gastos de la campaña electoral fueron de 343 millones de dólares en EE UU. Destaca también que este país exportó el 45% del total de las armas convencionales del mundo.