Internet

Cortefiel y Altadis capitalizan la deuda de Viaplus para salvarla de la quiebra

La tienda virtual que Cortefiel y Altadis lanzaron hace tres años intenta desesperadamente evitar entrar en un proceso de liquidación forzada. Los dos socios han procedido a sanear las pérdidas de Viaplus para evitar que cualquier acreedor inste la quiebra de su deficitaria tienda virtual.

En una junta de accionistas celebrada el pasado 2 de julio se acordó reducir el capital social a cero para restablecer el equilibrio entre capital (que asciende a 1,6 millones de euros) y patrimonio, disminuido por unas pérdidas de 16,53 millones de euros. La reducción se ha efectuado mediante la amortización de todas las acciones de la empresa.

Al mismo tiempo, los socios de la compañía han acordado capitalizar la deuda que Viaplus tenía con ellos a través de una ampliación de capital de 15,2 millones de euros

Con esta operación la empresa logra abandonar el supuesto legal de disolución en el que se encontraba y permite a los dos socios encarar el proceso de liquidación o de la eventual venta sin sobresaltos. A pesar de que la semana pasada tanto Cortefiel como Altadis declararon oficialmente haber decidido liquidar Viaplus, mantienen abierta la puerta a una posible venta de activos.

Según fuentes cercanas a la empresa, Lanetro, empresa especializada en contenidos locales en Internet, se ha mostrado en los últimos días interesada en adquirir los activos de Viaplus. El precio que se baraja se sitúa en torno a los 1,2 millones de euros, pero Cortefiel y Altadis condicionan la venta a un compromiso de estabilidad laboral por parte de Lanetro.

Crédito fiscal

Cortefiel y Altadis han descartado ya la venta de la sociedad porque quieren aprovechar el crédito fiscal de Via- plus, establecido en 51 millones de euros

Desde su constitución, los socios de Viaplus han inyectado 51 millones. La sociedad se creó con un capital de 24 millones de euros. En noviembre de 2000 necesitó de una ampliación de 12 millones y ahora, tras la capitalización citada, otros 15,2 millones.

Viaplus emprendió en marzo del año pasado un ambicioso plan de reestructuración, tras la sustitución de Ana María Llopis por Andrés Pérez al frente de la empresa, con el objetivo de reducir los gastos al máximo y entrar en beneficios en 2004. Entre las medidas adoptadas, se decidió reducir de su catálogo, que ascendía a más de 47.000 referencias, cerca de 10.000 artículos. Pero los accionistas decidieron a principios de año no seguir esperando los beneficios y comenzaron a negociar la venta.

Lanetro, que ha alcanzado este año un Ebitda positivo de 954.000 euros y ha lanzado una cadena de franquicias, está participada por los socios fundadores (43,2%), el grupo Torreal (10%) y la gestora de fondos Palamon Capital Partners (30%).

La tienda virtual que nunca llegó a despegar

La desafortunada trayectoria de Viaplus comenzó en 1999, cuando Cortefiel y Altadis decidieron lanzar un ambicioso comercio virtual para competir en Internet con gigantes como El Corte Inglés. Cortefiel, el socio minoritario de la compañía (con el 25% del capital), se planteó incluso vender ropa a través de la tienda virtual, en una época en la que las empresas de Internet eran garantía de éxito empresarial. En aquella etapa dorada, Viaplus llegó a estar valorada por el BBVA en 295 millones de euros, justo cuando la tienda virtual se deshizo de los terminales electrónicos que había instalado en estancos y oficinas de bancos y se lanzó de lleno a la venta en línea. Sin embargo, Viaplus nunca llegó a superar los 200 pedidos al día y una compra media de 65 euros, cifra insuficiente para alcanzar el punto de equilibrio. Tras una ampliación de capital de 12 millones de euros, en noviembre de 2000, Ana María Llopis (por entonces presidenta de Viaplus) se marcó la tarea de incrementar las ventas de la tienda virtual. Pero los clientes nunca llegaron, y Altadis y Cortefiel se encuentran ahora con una empresa que arrastra pérdidas de unos 48 millones de euros desde su creación. La oferta de Lanetro, 1,2 millones de euros, es significativa de los nuevos tiempos de Internet.