Impuesto

Baleares considera la ecotasa 'beneficiosa' para el sector

Mientras algunas voces, desde la patronal turística, alertan del frenazo de los ingresos del sector en el presente año, el consejero de Turismo del Gobierno Balear, Celestí Alomar, insiste en los beneficios de la aplicación de la ecotasa en el archipiélago, como 'una de las iniciativas más importantes que ha impulsado el Ejecutivo autonómico'.

Celestí Alomar valoró ayer 'positivamente' la repercusión de este impuesto en el sector turístico desde que empezó a aplicarse, en mayo, y las 'consecuencias beneficiosas' que conllevará para el desarrollo ambiental de las islas. El tributo supone un recargo diario que se cobra a todos los turistas que pernocten en instalaciones hoteleras baleares y que va destinado a financiar el cuidado del medio ambiente en la región.

El consejero de Turismo, que participó ayer en una mesa redonda sobre 'la fiscalidad ambiental como instrumento de los planes de sostenibilidad', defendió la aplicación de la ecotasa como medio para conseguir recursos económicos que se destinarán al desarrollo equilibrado de Baleares.

'Nuestros esfuerzos siguen centrados en resolver los problemas que se derivan de la actividad propia del sector turístico con la salvaguarda y protección de nuestro territorio y que en ocasiones son motivo de divergencias y discrepancias entre las partes implicadas', señaló.

Aviso de la patronal

El consejero de Turismo Balear remarcó que 'se debe ser capaz de encontrar los mecanismos precisos que contribuyan a potenciar el sector turístico, pero al mismo tiempo lograr que esta actividad no vaya en detrimento del entorno natural de las islas'.

Mientras tanto, patronal turística y agencias de turoperadores advierten del impacto de la medida en el sector turístico, sobre todo entre los clientes extranjeros, fundamentalmente alemanes y británicos, que copan la mayor parte de las plazas hoteleras de las islas Baleares.