Informe de la AEB

La banca española concedió un 9% más de créditos hasta mayo

La actividad crediticia de los bancos que operan en España creció hasta el mes de mayo un 9,00%, respecto al mismo mes del pasado ejercicio, hasta situarse en los 325.549 millones de euros, según los datos del último balance de la Asociación Española de Banca (AEB).

El incremento de la actividad crediticia de la banca en el mes de mayo fue ligeramente superior al de abril, cuando registró un crecimiento del 8,9%, aunque todavía está lejos del 16,14% de aumento que tuvieron las cajas de ahorro en el mes de mayo, el mayor en lo que va de año. Según los datos de la AEB, el incremento registrado por los créditos de la banca en el mes de mayo se coloca ligeramente por encima de la media registrada en los cinco primeros meses del año, que fue del 8,7%.

El saldo vivo de los créditos concedido por la banca en mayo se sitúa unos 27.000 millones de euros por encima del existente en mayo del 2001. En cuanto a los recursos de clientes captados por la banca hasta el mes de abril, el balance de la AEB pone de manifiesto un incremento del 6,55%, hasta 345.904 millones de euros, frente a un aumento del 13,50% en el sector de cajas en este mismo periodo.

Agencias

Dentro de los recursos captados, los depósitos de ahorro han continuado su paulatina desaceleración, con un incremento en mayo del 4,3%, el menor en lo que va de año y por debajo de la media de los cinco primeros meses del 2002, que fue de un 6,00%. En lo que se refiere a otra parte de los recursos captados, el correspondiente a otros débitos, esta rúbrica creció en mayo un 16,6% -también por debajo de la media de los cinco primeros meses del año, que fue del 20,2%- y se situó en los 69.720 millones de euros.

Por otra parte, los activos totales de la banca que opera en España continuaron en el mes de mayo con su ligero incremento, que en esta ocasión fue del 0,7%, hasta los 643.321 millones de euros. Esta cifra supone alrededor de 4.300 millones de euros más que en mayo del 2001, aunque todavía se sitúa alrededor de 10.000 millones de euros por debajo del activo total que tenía la banca que opera en España el pasado mes de diciembre y que alcanzaba los 653.553 millones de euros.

Dentro de los activos, las inversiones en acciones, otros títulos de renta variable y participaciones disminuyeron un 3,00% en mayo -en negativo por tercer mes consecutivo-, hasta situarse en 50.571 millones de euros.