Coyuntura europea

Francia eleva un 50% el déficit previsto para este año

En el proyecto de revisión del Presupuesto de 2002, discutido hoy por el Consejo de Ministros, se incluye ese aumento del déficit que se explica por la reducción del 5% del impuesto sobre la renta prometida por el presidente de la República, Jacques Chirac, durante la campaña para su reelección.

A los 44.600 millones de euros de déficit, que eran la hipótesis más negativa dibujada por los auditores de las cuentas públicas, el nuevo Ejecutivo añade 1.400 millones de euros que costará la rebaja del 5% del impuesto sobre la renta.

El anterior Gobierno del primer ministro socialista, Lionel Jospin, esperaba en la Ley de Presupuestos, votada el otoño pasado, un saldo negativo en las cuentas públicas de 30.400 millones de euros.

El grueso de la diferencia se debe a la corrección a la baja de la previsión de crecimiento económico, ya que el Gobierno actual trabaja, en el informe de revisión presupuestaria, con una cifra de crecimiento del 1,5% en este ejercicio, por encima del 1,3% augurado por los auditores independientes.

Además, la Seguridad Social pasará a ser deficitaria este año, por primera vez después de tres años, con un saldo negativo de 2.400 millones de euros a causa principalmente del seguro de enfermedad. El principal responsable será el seguro médico, con un agujero de 5.600 millones de euros.

Recorte de gasto en Italia

La Comisión Europea reiteró ayer que debe analizar las cifras y las previsiones del Gobierno francés antes de decidir si activa el mecanismo de alerta temprana contra Francia, así como contra Portugal o Italia, en caso de que se confirme que tienen elevados déficit públicos.

'Hay que ver cuáles son las nuevas previsiones del Gobierno francés y analizar las medidas, así como las cifras y las perspectivas de la política presupuestaria y luego se decidirá', declaró Gerassimos Thomas, portavoz del comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios, Pedro Solbes.

El Gobierno italiano presentó ayer un conjunto de medidas económicas por valor de 12.000 millones de euros, con vistas a los Presupuestos para 2003, que incluye recortes en los gastos sanitarios y diversas privatizaciones.

Con el paquete de medidas presentado ayer, el Ejecutivo de Silvio Berlusconi pretende liberar una cantidad equiparable al 1% del PIB para financiar, al menos en parte, la anunciada reforma fiscal, cuantificada en 7.500 millones de euros. El ahorro sobre gastos sanitarios se articulará en dos frentes: la llegada a la sanidad pública de las mutuas privadas, con carácter experimental, y un nuevo listado de productos farmacéuticos con la entrada de los llamados medicamentos genéricos.

Las previsiones de ingresos atípicos pasan por la venta de participaciones en diversas sociedades por un montante global entre este año y 2003 de unos 20.000 millones de euros.

El Tesoro prevé poner en el mercado 'en plazo breve' las acciones que todavía posee de Telecom Italia (3,46%), de la sociedad de Páginas Amarillas Seat (0,1%) y del Ente Tabacos del Estado (100%).

El DPEF presentado incluye las estimaciones macroeconómicas para 2003: aumento del PIB del 2,9%, rebaja del déficit hasta el 0,8%, inflación del 1,4% y reducción del desempleo del 9,2% al 6,8%.

El euro baja y se aleja de la paridad

El euro bajó ayer tras la apertura de la bolsa en Wall Street, que fue mejor de lo esperado por los inversores, y se llegó a cambiar a 0,9878 dólares, frente a los 0,9969 dólares de la mañana. Por su parte, el Banco Central Europeo fijó el cambio oficial del euro en los 0,9898 dólares. La apertura de Wall Street, más fuerte de lo esperado por los operadores, así como la recuperación del mercado de futuros perjudicaron a la moneda única, frente al dólar, que perdió la marca de los 99 centavos en una jornada de gran volatilidad y nerviosismo. La evolución de los parqués estadounidenses está determinando la cotización del euro frente al billete verde en las últimas semanas, por lo que los analistas consideran que su evolución en los próximos días marcará el tipo de cambio. El euro se ha revalorizado un 11% en el segundo trimestre del año frente al billete verde, mientras algunos expertos consideran que todavía puede lograr la paridad en los próximos días. Los inversores consideran que el euro se cambiará entre 0,9800 y 0,9990 centavos de dólar en los próximos días.