Coyuntura

El crédito hipotecario sube en mayo el 19,6%, muy por encima de lo previsto

El saldo de crédito hipotecario gestionado por las entidades de crédito ascendió el pasado mes de mayo a 336.006 millones de euros, con un incremento del 19,6% respecto al mismo mes del año pasado, fecha en la que alcanzó 280.984 millones de euros, según datos facilitados ayer por la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Este alto crecimiento está por encima de las previsiones de la propia asociación, que preveía una subida del 12% para el ejercicio 2002. La AHE auguraba 'un periodo más acusado de desaceleración' que no se ha producido. A pesar de ello, cuando emitió sus previsiones para el año, en el mes de noviembre, ya reconocía que a pesar de que se había percibido una cierta desaceleración, ésta había sido más débil de la esperada por los analistas.

Lo cierto es que, lejos de sufrir una contracción, el volumen de crédito hipotecario gestionado también ha experimentado un crecimiento neto en mayo con respecto a abril de 5.616 millones de euros, lo que equivale a 1,7% más.

En un principio, la entrada en vigor del euro iba a servir como catalizador para un desplome en la actividad hipotecaria. Estas predicciones no se han cumplido por el momento. Para explicar este comportamiento, la AHE y el mercado hipotecario barajan diferentes razones.

En primer lugar, según la AHE, durante el primer semestre del año se produjo la entrega de las promociones iniciadas en el año 2000, con una importante disposición adicional por parte de los 'consumidores finales'.

La asociación también señala el efecto que han tenido las adquisiciones de segundas viviendas, especialmente en zonas costeras, cuyos precios, además, han subido en los últimos trimestres.

El 'fuerte ritmo de inflación' de los precios de vivienda, que hace subir el importe medio de los préstamos hipotecarios, también ha incidido en el aumento del importe de cada préstamo, lo que ha incrementado el saldo vivo total. Actualmente, el mercado cifra en un 15% el encarecimiento medio interanual de la vivienda. Por otra parte, la elevada participación que han asumido las entidades de crédito de procedencia extranjeras en la expansión del inmobiliario comercial ha provocado que la desaceleración en este segmento haya tenido escaso reflejo en el saldo hipotecario nacional.

Pero una de las primeras razones que esgrimen los analistas para explicar el auge del crédito hipotecario es que en los últimos trimestres la vivienda se ha convertido en un valor refugio ante la prolongada y pronunciada caída de la renta variable.

No obstante, según ha advertido el Banco de España, los valores inmobiliarios también pueden sufrir pérdidas de valor. El pasado jueves, el Banco de España advirtió a las entidades financieras que operan en el negocio hipotecario que existe la posibilidad de que se dé una corrección futura y que ésta provoque una depreciación en el valor de la vivienda. 'Las familias', afirmó el organismo supervisor, 'que han adquirido su vivienda recientemente, y con ellas los bancos que han concedido estos créditos, están más expuestos a un posible descenso del valor de este activo real'.

La Asociación Hipotecaria Española, por su parte, prevé que, 'a corto plazo, la posible estabilidad de tipos continuará alimentando la inflación de precios en la vivienda y el crecimiento del crédito a tasas similares a las actuales, a pesar del reajuste de la actividad real'.

Las cajas de ahorros contaban con un saldo vivo que ascendió a 174.426 millones de euros, con un crecimiento interanual del 19,9%, mientras que los activos titulizados alcanzaron 7.619 millones de euros, un 39,4%. La cartera crediticia viva de los bancos aumentó un 17,1% y tenía un valor de 123.421 millones de euros, en tanto que los activos hipotecarios titulizados de estas entidades sumaron 5.171 millones de euros, con un alza del 34,6%.