Repercusiones

Bush decidirá el lunes las medidas sobre la política empresarial de EEUU

Uno de los colaboradores de Bush ha dicho hoy que el presidente dejó abiertas las opciones antes de la reunión en la que decidirá las acciones que su Gobierno llevará a cabo para limitar los perjuicios sobre las empresas de los recientes escándalos empresariales en EE UU. La reunión donde Bush decidirá esas medidas tendrá lugar un día antes de que pronuncie un discurso en Wall Street.

"Vamos a revisarlo el lunes. (El presidente) deliberadamente decidió no tomar decisión alguna sobre las políticas hasta entonces", ha dicho el colaborador.

El portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, ha afirmado que el presidente trabajaría sobre su discurso para Wall Street mientras se toma un descanso el fin de semana en Kennebunkport, Maine.

Bush ha resultado políticamente afectado por los escándalos de irregularidades contables de grandes grupos como el gigante de energía Enron Corp., el de telecomunicaciones WorldCom Inc. y otros, que han dejado a miles de personas sin empleo y dañado seriamente a los inversores.

Por otra parte, los demócratas, que buscan un tema que pueda socavar la popularidad de Bush de cara a las elecciones legislativas de noviembre, han aprovechado los escándalos para criticar al presidente por resistirse en el pasado a una legislación sobre reforma empresarial.

Además, la oposición también pide leyes más severas que garanticen la responsabilidad de las empresas.

Los demócratas quieren una legislación que establezca un nuevo consejo de supervisión contable e imponga castigos a las actividades ilícitas de las empresas.