ANÁLISIS

Inesperada aceleración de la M3 en mayo

M3 del Área Euro en mayo: 7,8% (i.a.); previsión: 7,3%; anterior: 7,4% (R-)

El agregado monetario del Área Euro vuelve a sorprender por segundo mes consecutivo con una aceleración de su ritmo de avance interanual hasta el 7,8% desde el 7,4% anterior, marcando un máximo desde el pasado mes de enero. Como resultado de dos repuntes consecutivos, la media móvil de tres meses se sitúa en el 7,5%, una décima por encima del mes anterior, manteniendo una elevada brecha con el nivel de referencia establecido por el BCE (4,5%). A la aceleración del ritmo de crecimiento de la oferta monetaria han contribuido tanto los componentes más líquidos, en particular el efectivo en circulación (frena su ritmo de caída interanual hasta el ­18% frente al ­21,8% anterior), como los depósitos a corto plazo distintos de depósitos a la vista (6,7% interanual desde el 6% anterior) y los instrumentos negociables, que truncan la tendencia de moderación de los últimos meses al situar su ritmo de avance interanual en el 13,8% frente al 13,5% anterior.

La lenta reversión del exceso de liquidez existente en la zona euro supone una fuente de preocupación para la autoridad monetaria, en la medida en que podría generar riesgos para la estabilidad de precios en el futuro, en un contexto de recuperación económica. La lenta senda de moderación en el ritmo de crecimiento de la oferta monetaria en parte está viéndose condicionada por el mayor dinamismo de los componentes más líquidos, cuyo crecimiento podría estar siendo estimulado por su bajo coste de oportunidad y por la recuperación económica. Asimismo, el renovado vigor de los instrumentos negociables en este mes puede estar influido por la vuelta de un cierto sentimiento de incertidumbre en los mercados, factor que provocó en 2001 una reestructuración de carteras que llevó a este componente a anotar máximos de crecimiento el pasado año.

Asimismo, cabe llamar la atención que en esta ocasión, la evolución del crédito privado no permite matizar el potencial riesgo para la inflación derivado del elevado ritmo de avance de la oferta monetaria. De hecho, el crédito a residentes trunca en esta ocasión la sostenida senda de moderación registrada desde finales de 2000 al situar su ritmo de avance interanual en el 4,5% (4,4% anterior), como resultado del mayo dinamismo del crédito concedido al sector privado (5,3% desde 5,1% anterior).