Alimentación

Damm frena sus planes de entrada en el mercado de cerveza latinoamericano

El grupo cervecero Damm, tercero del mercado español, ha decidido paralizar sus planes para invertir en Latinoamérica. Según explicó el director general de la compañía, Enric Crous, 'hemos realizado estudios serios, pero la situación no aconseja ahora realizar inversiones'. Damm contempla Latinoamérica, y sobre todo Centroamérica, como una zona de expansión natural. Su intención inicial era situarse como distribuidor de cerveza en las zonas turísticas donde los hoteleros españoles ya ha realizado importantes inversiones.

Por el contrario, en el mercado nacional Damm sigue interesada en realizar una tercera compra en el segmento de agua mineral. Actualmente, el grupo controla el 65% del capital de Aguas de San Martí de Veri y el 50% de Gestión Fuente Liviana. En esta última compañía Damm posee una opción de compra a medio plazo para hacerse con la mayoría de las acciones. 'Pretendemos reforzar nuestra posición en este sector', explicó Crous. La compañía tampoco descarta entrar en el negocio vitivinícola con la compra de una bodega.

El año pasado Damm invirtió 106 millones de euros, de los que 57 millones se destinaron a la compra del 50% de Fuente Liviana (24 millones), del 64,71% de la empresa de refrescos Font Salem, a la adquisición de las plantas de Heineken en Madrid y Valencia, y a inversiones en el resto de centros fabriles del grupo.

El resto (49 millones) los ha destinado Damm a su diversificación en proyectos de logística e Internet, que hasta ahora sólo han producido pérdidas. 'Seguiremos invirtiendo para rentabilizarlos', explicó Crous.

En la junta de accionistas celebrada ayer, el grupo belga Interbrew, que compró a Danone el 12,6% de Damm y que no dispone de ningún consejero, se abstuvo de votar los acuerdos propuestos por el consejo. 'Desearía que fueran unos buenos socios', puntualizó Crous.