'Telecos'

El decálogo sobre la competencia desata la tensión en las 'telecos'

Los contactos que mantienen con el Ministerio de Ciencia y Tecnología los operadores de telecomunicaciones alternativos, Retevisión, Jazztel, Comunitel, Aló, Uni2 y BT Tel, y el decálogo que han hecho público para conseguir un tope del 85% para la cuota de mercado de Telefónica ha desatado la ira del operador dominante.

En una nota hecha pública ayer afirma que 'Telefónica de España quiere manifestar que, desde su punto de vista, todas las propuestas presentadas por los operadores entrantes agrupados en Astel son restricciones para Telefónica desde un planteamiento corporativista, y no sugerencias que hagan crecer el mercado y menos aún que piensen en el cliente'.

Los operadores alternativos y su patronal Astel, tras los distintos contactos que han mantenido con el Gobierno, aseguran tener fundadas esperanzas de que el Ministerio de Ciencia y Tecnología sea ahora muy receptivo a sus propuestas. 'El Gobierno es consciente de que la situación del sector es muy crítica y de que si no toma medidas, la inversión de los operadores caerá drásticamente', aseguró ayer Félix Álvarez Miranda, director general de Astel.

El alineamiento del Ministerio de Ciencia y Tecnología con los operadores alternativos ha provocado un giro en las alianzas de Telefónica.

La empresa que preside César Alierta alaba el posicionamiento que realiza la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones en su último boletín. La CMT apuesta por que la trasposición del nuevo marco legal europeo de las telecomunicaciones, integrado por cuatro directivas comunitarias, 'se realice mediante una mínima regulación'.

Telefónica interpreta que la CMT se posiciona contra la 'hiperregulación restrictiva que se contiene en el decálogo de medidas elaborado por los nuevos operadores'.

La empresa que preside César Alierta se muestra favorable a apoyar las pretensiones de la CMT de conseguir la máxima independencias en su actividad en relación con las atribuciones del Gobierno.

El órgano regulador español se ha aliado con sus homólogos europeos con el fin de lograr la máxima libertad de acción. Una directora de la CMT, Sylvia Alonso Salterain, será precisamente la coordinadora de este movimiento comunitario.

Fuentes de la CMT no han querido realizar comentarios sobre la posición que van a adoptar en el debate que centra estos días la vida del sector y sólo señalaron que 'no tenemos la menor preocupación por los comentarios que nos sitúan en favor o en contra de alguna de las posturas en conflicto'.

Por su parte, la ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, hizo ayer balance de la presidencia española en el UE en lo que afecta a su sector, y aprovechó esta circunstancia para advertir que en el plazo de 15 meses se producirá una reforma a fondo de la legislación española de telecomunicaciones.

Astel pide medidas contra el monopolio

La Asociación de Empresas Operadoras y de Servicios de Telecomunicaciones (Astel) considera que Telefónica monopoliza mediante prácticas poco acordes con los criterios de la competencia el 90% de los contratos de comunicaciones de las Administraciones públicas. æpermil;sta es una de las denuncias formuladas ayer contra el operador dominante por la patronal que agrupa a 33 empresas del sector que compiten con Telefónica en un acto convocado para presentar una propuesta conjunta, encaminada a impulsar la competencia en un sector que se encuentra en grave situación de crisis. Entre otras medidas, Astel solicita que se impida que Telefónica ofrezca directamente a sus clientes servicios basados en tecnologías DSL hasta que estén implantados, con competencia efectiva, servicios mayoristas. Pide también la fijación de unas cuotas máximas de mercado de banda ancha y, en preselección, que Telefónica cumpla estrictamente los procedimientos. En servicios móviles y acceso radio, solicita que la tasa por el uso del espectro radioeléctrico se reduzca hasta su precio inicial.