Partidos

Cascos critica el camino elegido por el PP para designar a sus candidatos

El ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, aseguró ayer que las encuestas son válidas para diversidad de asuntos, como es conocer la intención de voto o los problemas de los ciudadanos, 'pero en ningún caso para elegir al candidato de un partido a unas elecciones, ya que es una medida que desincentiva el trabajo interno de las formaciones políticas y crea mal ambiente entre los compañeros'. El presidente del PP de Madrid, Pío García Escudero, respondió a Cascos que las encuestas las ha encargado la dirección nacional del partido.

El ministro hizo estas declaraciones ayer en el Congreso y se refería así a la iniciativa adoptada por el PP en Madrid y varias ciudades españolas para elegir a sus candidatos de cara a las próximas elecciones locales y autonómicas de 2003.

El ministro aseguró que no se ha planteado por el momento presentarse como candidato a las elecciones autonómicas de Asturias, ya que en la actualidad tiene encomendada la responsabilidad de dirigir el Ministerio de Fomento y nadie le ha pedido que se presente.

Respecto a la posibilidad de que el presidente del Gobierno, José María Aznar, remodele el Gabinete antes del verano, Álvarez-Cascos aseguró que no ve ninguna crisis.

Preguntado por los periodistas sobre si esa presunta crisis de Gobierno respondería a los primeros cambios que provoca la sucesión de Aznar, el ministro de Fomento criticó a todos aquellos que alimentan esos comentarios, 'ya que en estos momentos lo prioritario es trabajar todos juntos para intentar ganar las próximas elecciones locales'.

A este respecto, recordó que el PSOE ya ganó las municipales anteriores a las generales de 1982 y el PP obtuvo la victoria en 1995, antes de acceder a La Moncloa un año más tarde, por lo que 'ahora nuestra única prioridad debe ser trabajar para ganar las elecciones en los municipios y las comunidades autónomas que celebran comicios la próxima primavera', añadió Cascos.