Recortes

El presidente del Deutsche no descarta eliminar más empleos

El nuevo presidente del Deutsche Bank, Josef Ackermann, anunció ayer lo que los mercados venían rumoreando desde hace semanas. Según el directivo suizo, la entidad 'no descarta' llevar a cabo más despidos en un futuro cercano. El mayor banco alemán ya ha anunciado 9.200, el 10% de la plantilla total, y planea la marcha de 1.500 empleados más después de haberle comprado a Zurich Financial la gestora Scudder. Analistas de Francfort son de la opinión de que la entidad podría despedir ahora a 6.000 empleados, informa Bloomberg.

Ackermann, quien accedió al cargo en mayo en sustitución de Rolf Breuer, prevé recortar en 2.000 millones de euros los costes generales de la entidad hasta final de 2003 para sacar al banco de los malos resultados obtenidos el año pasado (el beneficio cayó más de un 70%). Para alcanzar este objetivo, Deutsche recortará la plantilla y venderá diversos negocios, como las gestoras pasivas de fondos.