Coyuntura

La inflación de brasileña en mayo fue del 0,21%

La inflación brasileña en mayo fue del 0,21%, casi la mitad del 0,41% medido en el mismo mes del año pasado, informó hoy el oficial Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

La variación del Indice de Precios al Consumidor Amplio en mayo también fue muy inferior al 0,80% de abril pasado, que había sido la mayor tasa desde octubre, y al 0,60% de marzo, según un comunicado divulgado hoy por el instituto estatal.

La reducción de la tasa en mayo dejó en 2,51% la inflación acumulada en el año pasado.

El índice acumulado en los últimos doce meses hasta mayo, del 7,77%, fue levemente inferior al 7,98% medido entre junio del 2000 y mayo del 2001. Los técnicos del Instituto atribuyeron la menor inflación en mayo a la "desaceleración del aumento del precio de la gasolina, que en abril había subido en un 8,70 por ciento y en mayo sólo fue reajustado en 0,5%".

En la reducción también contribuyó, según el IBGE, la deflación del 3,67% experimentada en mayo por el precio del gas de cocina, cuyo valor se había elevado en un 8,74% en abril. Los alimentos también registraron una deflación en el mes, del 0,59%, gracias al comienzo de la cosecha de varios productos. Los precios de los alimentos también había caído en abril, cuando la deflación fue del 0,32%.

El Indice de Precios al Consumidor Amplio, que el IBGE calcula desde 1980 y es usado como referencia oficial para las metas de inflación, mide el aumento de los precios para las familias con ingresos de hasta 3.080 dólares en las once mayores ciudades del país. La meta de inflación del Gobierno para este año es del 3,5%, con un margen de variación de dos puntos porcentuales, pero recientemente el Banco Central admitió que el índice de precios al consumidor puede llegar al 5,46 por ciento en el 2002.