'Crisis argentina'

Argentina recibe mañana una misión del FMI para negociar ayuda financiera

Después de trabajosas gestiones, el Gobierno argentino espera para mañana jueves el envío a Buenos Aires de "una misión de avanzada" del Fondo Monetario Internacional (FMI) para iniciar negociaciones que le permitan acceder a un programa de asistencia financiera. El equipo estará encabezado por el experto John Thornton, el principal colaborador del indio Anoop Singh, jefe del Departamento de Operaciones Especiales del FMI.Las autoridades argentinas esperan que se convierta en una misión "negociadora" si prosperan los primeros contactos.

Según confía el Gobierno argentino, mañana se iniciará una primera etapa de contactos y, en caso de que los informes de los técnicos del FMI sean positivos, comenzará un proceso de negociación con la llegada de Singh, que podría producirse en un plazo de entre 10 y 15 días.

Los últimos detalles de este esquema de trabajo fueron acordados este martes en una charla telefónica, la tercera desde el viernes pasado, entre el ministro argentino de Economía, Roberto Lavagna, y la "numero dos" del Fondo, la estadounidense Anne Krueger. El ministro pretendía que el FMI enviara directamente una misión negociadora, pero ante las dudas que persisten en el organismo multilateral se escogió una opción "intermedia".

Argentina lleva cinco meses esperando la reanudación de la asistencia financiera del FMI y el Gobierno de Eduardo Duhalde asegura que ya ha cumplido todas las condiciones para llegar a ese objetivo. La ayuda del Fondo le permitiría a Argentina, que desde diciembre pasado incumple los pagos de la deuda pública exterior, de unos 90.957 millones de dólares, evitar un cese de pagos a los organismos internacionales, además de tranquilizar a los mercados y acceder a otros créditos multilaterales para financiar exportaciones.

El Gobierno argentino señaló ayer que está a las puertas de un acuerdo y pidió "paciencia y prudencia" a la población. El jefe del gabinete de ministros, Alfredo Atanasof, consideró que "no hay que alarmarse en absoluto" por las diferencias que existen con el FMI. "Se trata de una negociación y en ese marco las partes hacen sus planteamientos: el FMI lo está haciendo y Argentina también tiene su estrategia para enfrentar este proceso", apuntó el ministro coordinador.