El experto

Neutrales con British Telecom

British Telecom (BT) ha iniciado un ambicioso plan de reestructuración deshaciendo su modelo de móvil y de páginas amarillas y terminando el acuerdo con AT&T.

El grupo está volviendo a centrarse en la línea fija y poniendo énfasis en sus relaciones con empresas y los servicios DSL para estimular el crecimiento.

La visibilidad del grupo, aunque mejora, no parece demasiado optimista, en su reposicionamiento como una utility cuyo motor de crecimiento es ofrecer servicios a multinacionales.

El mercado mantiene dudas respecto a los objetivos del grupo (crecimiento de ingresos entre el 6% y 8% y del 25% en BPA y una importante reducción de deuda). Sin embargo, el entorno no parece demasiado favorable, particularmente en el Reino Unido. Las autoridades están revisando el lanzamiento de las líneas DSL (acceso a Internet a alta velocidad).

El pago de un dividendo es un gesto positivo. La mejora de la visibilidad combinada con una deuda bajo control está tranquilizando a la dirección del grupo, convirtiéndose en un valor defensivo dentro del sector. La bajada de tipos también tendrá un efecto positivo sobre el BPA, pero esta mejora será de corta duración.

Mantenemos una opinión neutra sobre el valor. BT está cotizando en su valor teórico teniendo en cuenta sus múltiplos históricos.