CNMV

El regulador quiere que todas las órdenes pasen por Bolsa

La proliferación de plataforma alternativas de negociación no gusta a la CNMV. El presidente del regulador español expresó ayer sus deseos de que la actual revisión de la directiva de Servicios de Inversión no permita que las operaciones de compraventa puedan ser ejecutadas en mercados no regulados.

En los últimos años han nacido multitud de plataformas de negociación que ofrecen a los inversores contrapartidas de precio por cuenta propia. Al mismo tiempo, y gracias a las posibilidades que brindan los nuevos adelantos informáticos, diversas firmas de inversión han visto en esta actividad una nueva oportunidad de negocio y han montado sus propias redes para casar las operaciones de sus clientes y las suyas propias al margen de los mercados tradicionales.

Diversas Bolsas europeas, encabezadas por Euronext, se han mostrado claramente en contra de este tipo de operaciones, conocidas como internalización, al entender que sólo los mercados tradicionales pueden garantizar la transparencia en precios e información. Por el contrario, algunas asociaciones profesionales del sector financiero han acusado a las Bolsas de querer mantener un monopolio sobre las ejecuciones de órdenes a pesar de que ahora son entidades privadas.

Blas Calzada, al igual que hizo la semana pasada el presidente de la Bolsa de Madrid, Antonio Zoido, se alineó con la postura de Euronext y señaló que 'la internalización deja sin sentido el valor de las Bolsas'.

Asimismo, alertó sobre los peligros que supone fragmentar aún más el mercado justo en un momento en el que se está hablando de integración e insistió en que las exigencias y los controles son mucho mayores en los mercados regulados. Calzada reconoció, no obstante, que no todos los reguladores europeos comparten su postura sobre los peligros de la internalización.