Jornadas financieras

Caruana teme una caída del consumo por el nivel de endeudamiento de familias y empresas

El gobernador del Banco de España ha achacado el insostenible, a largo plazo, nivel de endeudamiento empresarial y de los hogares a las bajadas de tipos acometidas por el Banco Central Europeo y la introducción euro. Estos dos factores han propiciado el incremento de la financiación ajena, que se ha traducido en un repunte del consumo de las familias y en menor medida de las inversiones de las empresas, según ha explicado en la clausura de las XXIX Jornadas de Mercados Financieros, celebradas en Zaragoza.

Caruana ha insistió en que el BCE, que ayer decidió mantener sin variación los tipos de interés en la zona euro, se mostrará "vigilante" a la hora de modificar el precio oficial del dinero para garantizar la compatibilidad de la política monetaria y la estabilidad de precios, y reiteró que una ruptura de la pauta de moderación salarial de los últimos años conduciría a un aumento de la inflación.

En este sentido, el gobernador del Banco de España, indicó que las perspectivas de la inflación en la zona euro son "menos satisfactorias" que en los últimos meses. Advirtió de que el diferencial de inflación entre España y el resto de países de la Unión Europea puede traducirse en "posibles" problemas en el futuro para la competitividad de la economía española, por lo que se mostró partidario de una política macroeconómica orientada a la estabilidad de precios acompañada de reformas estructurales.

El repunte de la cotización del euro respecto al dólar en las últimas semanas es, según el gobernador del Banco de España, la "conclusión lógica" de los "buenos" fundamentos que presenta la economía de la eurozona y de la ausencia de desequilibrios importantes, algo que calificó como "bueno". También indicó que las caídas sufridas por la bolsa en las últimas sesiones, son "normales", dentro de las fluctuaciones que experimentan los mercados, y que lo "importante" son las perspectivas económicas, que son "conformes con el escenario gradual de recuperación", que llevará a España a un crecimiento "en torno a su potencial", y mostró su confianza en que la bolsa acabe reflejando esta realidad económica.