_
_
_
_
Política Pesquera Común

Bruselas aprueba una reducción de la pesca en aguas de la UE de más del 30%

De Palacio, que no pudo participar en el debate por encontrarse de viaje oficial en Moscú, envió una carta al colegio de comisarios en la que expresa sus 'serias inquietudes' ante el proyecto y lamenta que la Comisión no haya podido tomar una decisión con 'la calma y serenidad necesarias'. En su opinión, 'la desgraciada coincidencia de ciertas declaraciones y una gran presión mediática' han impedido que el Ejecutivo comunitario aborde 'los verdaderos problemas de fondo' del sector.

El plan prevé el desguace de 8.600 barcos, de los 95.967 existentes (datos del año 2000), y reducir las capturas entre un 30% y un 60% (dependiendo de las especies y los caladeros). España perderá durante los cuatro años de la reestructuración prevista 1.326 buques de los 16.676 con los que cuenta.

El proyecto, aprobado 'por amplia mayoría' en la Comisión, debe entrar en vigor en 2003. Sin embargo, la última palabra la tienen los ministros de Pesca de la UE, y varios países (entre ellos España, Francia, Italia y Portugal) ya han anunciado su rechazo.

El ministro español, Miguel Arias Cañete, ha anunciado que se librará 'una larga batalla política' en el Consejo de Ministros de Pesca, que ahora deberá limar la propuesta.

La primera cita será el 11 de junio, todavía bajo presidencia española. Las próximas reuniones se celebrarán bajo la batuta de Dinamarca, país que recoge el testigo presidencial y del que cabe esperar un firme apoyo al plan.

Dinamarca es la segunda potencia pesquera de Europa. Con sólo 4.160 buques, sus capturas ascendieron en 1999 a 1,4 millones de toneladas. España capturó ese año 1,1 millones de toneladas, aunque se coloca en cabeza del sector gracias a una importante actividad de acuicultura (321.143 toneladas).

La rivalidad llega también al modelo de producción. Dinamarca, como otros países nórdicos, centra su actividad en el procesamiento industrial de especies destinadas, sobre todo, a fabricar harinas. España y los países meridionales alimentan las lonjas donde se subasta el pescado para consumo humano.

Algunos críticos, entre ellos De Palacio, acusan a Fischler de favorecer el modelo nórdico, a pesar de que su valor añadido es menor. La reforma, defiende el comisario austriaco, atañe a las dos actividades, aunque se apresura a destacar que 'en pesca industrial siempre se han respetado las recomendaciones científicas [sobre límites en las capturas y paradas biológicas para permitir la recuperación de las especies]'.

Fischler ha barnizado la reconversión industrial pesquera con una capa ecologista que gana adeptos en el norte de Europa. La comisaria de Medio Ambiente, la sueca Margot Wallström, ha sido de hecho la mayor entusiasta de su propuesta.

Bruselas desea reforzar los controles sobre la actividad ilegal en aguas comunitarias y verificar, vía satélite, el número de días que faena cada barco. Pero el principal objetivo, reconoce la CE, 'es evitar que 10 barcos hagan el trabajo que pueden hacer cinco o seis'. Para ello se elimina cualquier incentivo a la renovación de flota y los subsidios comunitarios se destinarán al desguace.

Subsidios

España recibirá, en principio, 1.721 millones de euros de los 3.768 millones presupuestados para el periodo 2000-2006. La Comisión propone un cambio en el destino de estos subsidios. A partir de 2003 no se podrá subvencionar la construcción de nuevos buques, lo cual libera 460,6 millones de euros para ayudas sociales al sector. Bruselas propone añadir 272 millones de euros hasta 2006 para el desguace urgente de barcos.

El paulatino declive del sector se tradujo durante los noventa en la pérdida de 66.000 puestos de trabajo, hasta los 250.220 empleados actuales. España contaba, en 1996, con 68.275 pescadores.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_