_
_
_
_
_
Ajuste

Bruselas insiste en reducir un 40% la flota pesquera de la UE

La comisaria de Medio Ambiente, Margot Wallström, declaró el martes que 'las capturas en algunos de los bancos más importantes de la UE deberán reducirse entre el 30% y el 60% para que sean acordes con la situación de los recursos'. Según la comisaria, 'esto no puede hacerse sin reducir el tamaño de la flota'.

Su colega austriaco, Franz Fischler, concretará el día 28 el plan. El proyecto detalla las nuevas normas para conceder ayudas, con un principio común: reducir la flota. El texto prevé 'reducir la ayuda a la modernización, a la renovación y a la exportación de navíos de pesca'. La Comisión propone impedir la concesión de ayudas públicas 'para la introducción de nueva flota'. El texto exigirá a los Estados 'que mantengan la capacidad de la flota dentro de los niveles convenidos, los cuales se ajustarán a la baja siempre que una reducción de la capacidad se beneficie de una ayuda pública'. Es decir, los barcos desguazados no podrán ser sustituidos. La aspiración inicial es eliminar 8.592 barcos, aunque al introducir incentivos para el desguace se puede llegar a 14.000. La reducción total se situaría en el 40%. España debería destruir más de 1.300 buques, cifra sólo superada por Italia donde se rozan los 3.000.

La propuesta debía haberse aprobado el mes pasado, pero maniobras desde Madrid retrasaron el proyecto. El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, reconoció públicamente haber dado instrucciones 'a nuestros comisarios' para frenar la reforma y eso ha fortalecido la posición de Fischler y Wallström.

Arias Cañete tuvo que retractarse para evitar una denuncia ante el Tribunal de la UE por violar el Tratado que prohíbe a los Gobiernos interferir en la labor de la Comisión. La comisaria de Energía y Transportes, Loyola de Palacio, que exigió por escrito a Fischler la modificación de la propuesta, tiene ahora poco margen para presionar.

El Departamento de Pesca ofrecía ayer extraoficialmente un incremento de 300 millones de euros en las partidas financieras para el periodo 2000-2006, presupuestadas ahora en 2.000 millones. El 50% de este capítulo se destina a España, y un 11%, a Italia. Se trata de ayudas para aliviar el impacto social de la reestructuración, normalmente condicionadas al desguace de barcos.

El documento reconoce, sin embargo, que a partir de 2003, la UE se ahorrará 600 millones de euros al reducir las ayudas para la modernización o construcción de nuevas embarcaciones.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_