Programa

Mahou recicla el 99% de sus residuos de malta y rebaja el gasto energético

El plan medioambiental que el grupo empezó a ejecutar en 2000 y que concluye este año prevé aumentar anualmente un 2% el volumen de reutilización los residuos, así como reducir cada año en idéntico porcentaje el consumo de energía y agua, y lograr la certificación de gestión ambiental según la norma ISO 14.001, que ya han obtenido las cuatro fábricas.

Este programa permitió el año pasado recortar el consumo de agua un 13,1%,y de electricidad, un 14,6%, al tiempo que ya se reciclan el 98,9% de los residuos de malta (bagazo) que generan las fábricas de Mahou, instaladas en Alovera (Guadalajara), Málaga, Lleida y Burgos.

Estas medidas han permitido que el moderno centro de producción de Alovera, abierto en 1993, se haya convertido en la fábrica de cerveza de Europa que menos agua consume, con un gasto de 4,3 litros de agua por litro de cerveza, un 30% menos que la media del sector en España. Pero no sólo se han obtenido resultados en las instalaciones de reciente construcción, sino también en fábricas de larga trayectoria, como la de Málaga, donde el consumo de agua por litro de cerveza es de 4,8 litros, un 20% por debajo de la media nacional.

En el apartado energético, destaca la planta de Alovera, que está a la cabeza del grupo con un gasto energético de 35 kilovatios por hectolitro y hora. También se ha eliminado la emisión de gases (halones, PCB y freones) perjudiciales para la capa de ozono y se han llevado a cabo programas de formación y sensibilización del personal.

Respecto a los residuos, únicamente acaban en el vertedero algo más del 1% del total, aunque en el éxito de esta medida han jugado a favor algunos agentes externos: la mayor parte de los desechos de las cerveceras lo compone el bagazo, sustancia orgánica procedente de la cocción de la malta, que ha hallado una elevadísima demanda en el sector ganadero, tras la crisis desatada por la enfermedad de las vacas locas.

En conjunto, el grupo ha destinado siete millones de euros al programa de mejora de la gestión ambiental previsto para el periodo 2000-2002, aunque al margen de este plan, en los últimos seis años, en la fábrica de Alovera ha ejecutado inversiones de carácter medioambiental por valor de nueve millones.