Reestructuración

La falta de liquidez obliga a Telefónica de Argentina a aplazar el pago de la deuda

Los problemas de liquidez de Telefónica de Argentina han obligado a la compañía a poner en marcha un plan de reestructuración de deuda que le permita evitar los pagos de este año. Con el objetivo de adaptar la estructura de capital 'para reflejar el impacto de la situación macroeconómica', la operadora ha aprobado el lanzamiento de una oferta de canje para los tenedores de las obligaciones que vencen este año, según informó ayer Telefónica a la CNMV. El importe máximo de la emisión será de 109 millones de euros.

Con esta oferta, Telefónica de Argentina pretende retrasar el vencimiento de la deuda que madura este año, en julio, y a la que no puede hacer frente. Para ello, ofrecerá a los obligacionista nuevos títulos con vencimiento en 2006 y baraja la opción de incluir un pago parcial en efectivo de la suma adeudada. Por el momento, la operadora ya ha convocado una junta de accionistas para el próximo 21 de junio en la que tratará la posibilidad de incumplir los pagos a aquellos tenedores que no acepten el canje, informa Efe.

Este movimiento dará a la filial de Telefónica un balón de oxígeno para aguantar su operativa hasta que la situación económica mejora y se flexibilice el movimiento de capitales, sin tener, a la vez, que recurrir a aportes de capital de su matriz. La semana pasada, Telefónica comunicó a los analistas su reticencia a capitalizar su filial en Argentina a menos que fuera absolutamente necesario. Los ejecutivos de la operadora española aseguraron en todo momento que su filial estaba correctamente financiada con préstamos internos y que, previsiblemente, no necesitaría aportes suplementarios.

Pero no todas las noticias procedentes de Latinoamérica fueron ayer negativas para Telefónica. El regulador brasileño de la competencia ha rechazado la demanda de las dos telefónicas de larga distancia del país que exigían bloquear la posibilidad de que Telefónica y otras operadoras entraran en este mercado. El organismo, conocido como Cade, se ha opuesto a las medidas cautelares.