Conferencia

Solana y Moratinos viajan a Oriente Próximo para entrevistarse con Arafat

El alto representante de la política exterior europea, Javier Solana, y el enviado especial a la zona, Miguel Ángel Moratinos, llegan hoy a Oriente Próximo con la intención de mediar en el conflicto árabe-israelí. Los representantes europeos se entrevistarán con el líder palestino, Yasir Arafat, y con el primer ministro israelí, Ariel Sharon, si éste accede. El viaje es el resultado de las peticiones que los países árabes han hecho a la UE durante la Conferencia Euromediterránea, que se clausuró ayer en Valencia.

En la rueda de prensa de clausura del encuentro, el ministro de Exteriores, Josep Piqué, anunció la misión europea: ¢Solana y Moratinos partirán hoy por la noche o mañana por la mañana y visitarán a Arafat en Ramala¢.

Ese fue el resultado más palpable frente a la crisis de Oriente Próximo que salió de la conferencia, que reunió en Valencia a los ministros de Exteriores de los Quince y 10 países de la ribera mediterránea (Egipto, Jordania, Chipre, Túnez, Turquía, Israel, Autoridad Palestina, Malta, Marruecos y Argelia, después de que Siria y Líbano se negaran a participar).

La conferencia, convocada para relanzar el proceso de Barcelona, firmado en 1995 para estrechar las relaciones entre los 27 países del Mediterráneo, se centró en el conflicto árabe-israelí. El ministro de Exteriores tunecino, Habib Ben Yahia, en representación de los árabes, agradeció a Piqué que hubiera aceptado la situación en Oriente Próximo ¢como prioritaria en la agenda¢.

En sus conclusiones, los ministros reiteraron que ¢no hay una solución militar¢ y pidieron a Israel que se retire ¢inmediatamente¢ de los territorios ocupados, ¢incluida la sede del presidente Arafat¢, a quien confirmaron como líder palestino y exigieron que actúe contra el terrorismo.

También hubo un llamamiento a los países donantes para colaborar en la construcción de las infraestructuras destruidas de la Administración palestina, para lo que se ha pedido un informe de los daños a su Gobierno.

Sharon prohíbe la investigación de la ONU

Israel ha retirado el permiso a la Comisión de Investigación de Naciones Unidas para que investigue lo sucedido en el campo de refugiados de Yenín durante la reciente ocupación del Ejército israelí, según informó la radio pública. El primer ministro israelí, Ariel Sharon, ha llegado a esta resolución tras consultar con el Ministerio de Exteriores y el de Defensa, además de los organismos de seguridad, agregó la misma fuente. El argumento esgrimido por el Gobierno israelí es que los miembros de la comisión designados por Annan tiene un perfil político y no militar. La decisión de Israel fue comunicada a las Naciones Unidas y a su secretario general, Kofi Annan, a quien el Gobierno israelí había dado su acuerdo de principio para la comisión formada el lunes. Tras el anuncio del Gobierno israelí, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió a puerta cerrada. A última hora de ayer aún no se había producido comunicación alguna sobre el rechazo de Israel a la investigación.