Reajustes

Credit Suisse despide a otros 300 empleados

Credit Suisse First Boston (CSFB) ha despedido a 300 empleados de su negocio de banca de inversión, alrededor del 15% de su plantilla de estos servicios. La razón para este recorte de personal es el control de los gastos que compensen los costes de un mercado, el de Wall Street, con poco movimiento. Los costes, además, han sido inflados por la adquisición a finales de 2000 de su competidor Donaldson, Lufkin & Jenrette.

Estos recortes incluyen la salida de 50 directores generales, lo que supone la más seria reducción de plantilla en los niveles superiores de la entidad desde que el pasado mes de julio llegara a la presidencia John Macks. No es la primera vez que CSFB acude a la reorganización de plantilla. El año pasado ya prescindió el 9% del total de empleados. Otras entidades competidoras han recurrido estes medidas también.

Credit Suisse Group, la matriz de CSFB, registró unas pérdidas de 850,44 millones de euros en el cuarto trimestre de 2001 y el peor resultado salió de su división bancaria.