Grandes superficies

Carrefour lanza en España una red de reparación rápida de coches

España se ha convertido en el país piloto para la implantación de una nueva línea de negocio denominada Carrefour Auto con la que la multinacional pretende ofrecer a sus clientes todos los servicios de mantenimiento y reparación rápida de vehículos. La filial española, que ya ha abierto dos centros en Madrid, invertirá 18 millones de euros en cuatro años para abrir de 10 a 15 centros anuales. Se dará prioridad a los híper que no tengan un Feu Vert (donde Carrefour participa con el 50%) en sus aledaños, ya que algunos servicios se hacen competencia.

El grupo francés de distribución Carrefour ha dado un paso más en su estrategia de diversificación con la creación de una cadena de mantenimiento y reparación rápida de vehículos que se denomina Carrefour Auto. Estos centros, que estarán ubicados junto a los hipermercados y que se han concebido como un servicio más al cliente, tendrán su experiencia piloto en España para luego extender la cadena a otros países europeos.

Carrefour España invertirá unos 18 millones de euros (más de 3.000 millones de pesetas) en el plazo de cuatro años, lo que supone la apertura de entre 10 y 15 centros anuales. Según la empresa, en el periodo 2002-2005 se abrirán 60 Carrefour Auto y se crearán entre 350 y 400 puestos de trabajo. Cada centro atenderá una media de 5.000 vehículos al año, lo que significa que a final de 2005 se estarán revisando 300.000 coches anuales.

La superficie media de cada unidad oscilará entre los 200 y los 300 metros cuadrados y estarán atendidos por unos cinco profesionales entre los que se encontrará un mínimo de tres mecánicos.

El grupo de distribución ha inaugurado hace unos días sus dos primeros centros, ambos en la Comunidad de Madrid, uno en Villalba y otro en San Fernando de Henares. En ellos se realizan operaciones simples de mantenimiento como el montaje de neumáticos, el cambio de baterías, aceites y filtros, y otra serie de operaciones de revisión rápida.

Con esta iniciativa, Carrefour pretende incrementar la venta de algunos de los artículos para automóviles que vende en sus lineales y que encuentran cierta reticencia por parte del consumidor, como es el caso de los neumáticos o el aceite, ya que luego corre por cuenta del cliente su instalación. Con esta nueva unidad de negocio, el cliente puede encargar en el mismo Carrefour Auto el artículo que desea incorporar o cambiar sin necesidad de transportarlo desde el híper.

Plan de crecimiento

El plan de expansión que se realizará en España contempla la apertura de un centro en cada región durante el primer año. En una segunda etapa se abordará la implantación en todos los hipermercados donde no exista un centro Feu Vert, es decir, la cadena de reparación de vehículos en la que Carrefour tiene el 50% (la otra mitad es del grupo francés Monnoyeur).

Feu Vert cuenta en España con 60 establecimientos que dan empleo a más de 1.000 personas. Aunque en algunos servicios entran en competencia directa con los nuevos Carrefour Auto, los establecimientos de Feu Vert ofrecen un mayor oferta más amplia al cliente.

Según fuentes de Carrefour, antes de poner en marcha la nueva cadena de mantenimiento de automóviles se ha contado con el beneplácito de Feu Vert. No obstante y aunque se dará prioridad a los hipermercados que no tengan cerca un Feu Vert, a largo plazo habrá competencia.

La venta de vehículos se aplaza

El automóvil se ha convertido en los últimos meses en el punto de mira de las grandes superficies. En su afán por ampliar sus líneas de negocio y diversificarse, algunas cadenas de hipermercados como Eroski y Alcampo han entrado también en la venta de automóviles. En el caso de Carrefour, en cambio, sus responsables han decidido aplazar esta decisión a pesar de que hace unos meses expresaran su intención de entrar en este negocio. La compañía que preside Rafael Arias-Salgado ha decidido esperar el momento oportuno, es decir, cuando la cadena pueda ofrecer al cliente un valor añadido, para empezar a vender coches en sus hipermercados. Alcampo inició esta actividad de la mano de Unoauto, mientras que Eroski constituyó una sociedad específica para este negocio (Multi Auto Grupo Eroski). En el caso de Alcampo, no cuenta con una cadena específica de reparación y mantenimiento de coches, pero sí tiene una cierta conexión con Norauto, la cadena propiedad de la familia Mullinez, los fundadores del grupo Auchan. En España hay 26 centros de Norauto y se prevén nuevas aperturas.