Crisis económica

El Banco Central de Argentina prohibe operar con divisas a 20 entidades financieras

La mayoría de los bancos argentinos intervino en el mercado comprando dólares en grandes cantidades la semana pasada, con lo que provocó un alza del valor de la moneda norteamericana de 2,3 a casi 2,5 pesos por unidad.

Dado que un total de 27 entidades -entre ellas el estatal Banco Nación- no presentaron la información patrimonial requerida por el Banco Central se dispuso la suspensión temporal de su participación en la compra y venta de divisas. Siete de las firmas inhibidas presentaron horas después esos datos y fueron autorizados a retomar las operaciones.

El listado incluye a entidades como Banco de la Nación Argentina; Banco Bisel; American Express Bank LTD; Banco Credicoop; Renault Credit International; Volkswagen Compañía Financiera y a una decena de bancos provinciales.

La restricción deberá cumplirse hasta que las entidades involucradas cumplan con la obligación dispuesta a última hora del viernes de informar a la autoridad reguladora del sistema financiero respecto del total de sus activos y de la cantidad de ellos nominada en dólares.

El Banco Central dispuso además limitar las tenencias en dólares de las entidades financieras a un máximo de 5% del patrimonio total, lo que las obliga a vender el resto y de esa manera bajar la cotización de las divisas. El Gobierno argentino analiza también obligar a los exportadores a liquidar anticipadamente las divisas obtenidas en los últimos meses, para evitar maniobras especulativas.

El peso se mantiene bajo mínimos

El peso y el dólar mantuvieron una paridad 1 a 1 durante 11 años, hasta que el Gobierno del peronista Eduardo Duhalde eliminó la ley que ataba las dos monedas, con el objetivo de combatir la parálisis de la economía argentina. En dos meses y medio, la devaluación alcanzó el 60 por ciento.

Los argentinos forman colas todos los días frente a las casas de cambio para comprar divisas y proteger sus ingresos de una mayor depreciación de la moneda. En una economía acostumbrada al dólar como referencia, el aumento constante del tipo de cambio amenaza con provocar una espiral de inflación que eche por tierra los planes del gobierno de Duhalde.

Pese a las restricciones impuestas, la demanda de dólares volvió a ser alta hoy, lo que mantuvo la cotización en 2,47 pesos por unidad, igual que el viernes pasado.