Internet

Terra pierde 566 millones tras centrarse en mejorar la rentabilidad y los costes

Terra Lycos ha aplicado en 2001 un drástico plan de ahorro de costes y de rentabilidad. Y los resultados han obrado en consonancia. Con un alza del 21,4% en los ingresos, el Ebitda negativo ha mejorado a una tasa superior, del 28%. La compañía de Internet, sin embargo, no ha conseguido que sus pérdidas bajaran de 566,3 millones de euros, a pesar de duplicar el plazo de amortización del fondo de comercio.

La filial de Internet de Telefónica ha logrado capear parte del temporal que azota al sector. Puesto que el escenario pone muy difícil el crecimiento por ingresos, sobre todo en publicidad, Terra Lycos ha centrado sus esfuerzos en el recorte de costes.

El resultado es una mejora de la rentabilidad, que deja las pérdidas de Ebitda (flujo de caja operativo) en 232 millones de euros, un 28,13% inferiores a las de 2000. El margen de Ebitda negativo sobre ventas se sitúa así en el 33% y muestra un ritmo claramente descendente en los últimos trimestres.

La parte baja de la tabla, sin embargo, muestra a las claras la situación de la firma. El lastre del fondo de comercio ha sido tal que ni la prolongación a 10 años del plazo de amortización ni los ingresos procedentes del crédito fiscal han podido impedir que las pérdidas se situaran en 566,3 millones de euros.

El año anterior, los números rojos fueron de 555 millones de euros, pero la comparación con 2001 es imposible, ya que Terra no ha facilitado los resultados homogéneos.

El mercado acogió sin pena ni gloria los resultados de la filial de Telefónica, con una reacción más bien tibia de los analistas. 'El recorte de gastos ha sido importante y lo ha hecho en el momento correcto', apunta Manuel Torres, experto en Internet de Ibersecurities. Lo que cuestiona la Bolsa es el modelo, sobre todo para una empresa en crecimiento, y la posibilidad de que la reducción de costes tenga continuidad. 'En cuanto se vea una recuperación, tienen que reaccionar y adelantarse a los demás', añade.

Ha sido más que nada el cuarto trimestre el que ha dado la señal más contundente de lo difícil que está el mercado. Si los ingresos anuales crecen un 21,43%, los de los últimos tres meses caen un 11,9% y se sitúan en 166 millones de euros, en la parte baja de la horquilla de previsiones. El registro de Terra está muy lejos del de Yahoo, cuya facturación se derrumbó un 35% en 2001, pero demuestra la debilidad de unos ingresos que se basan sobre todo en la publicidad.

El área de media creció tan solo un 4% y representa el 65% de los ingresos. Así que Terra se ha centrado en elevar las ventas por acceso y cobro de servicios, un segmento que, a pesar de su poco peso, sí puede ser impulsada en estos momentos. Y la fórmula ha funcionado, con un crecimiento del 75,7% en esta partida.

Pero todo esfuerzo tiene su contrapartida y en el caso de Terra se constata en el gasto de tesorería. La compañía cuenta con 2.190 millones de euros de liquidez, 480 millones menos que hace un año.

Para el año en curso, las previsiones no son muy optimistas, hasta el punto de que Terra ha puesto en duda la consecución del equilibrio financiero a nivel operativo, prometido para el segundo semestre. Según las cifras adelantadas ayer, la compañía prevé ingresar entre 720 y 780 millones de euros en 2001, lo que supone crecer entre un 3,7% y un 12,4%. Y Terra sólo confirma el logro de la rentabilidad operativa antes del cierre de 2002 si los resultados están en la parte alta de la horquilla.