_
_
_
_
_
Las Bolsas del euro

Un mercado ideal para la recuperación

Los valores cíclicos y de crecimiento son mayoría en la Bolsa de Helsinki. Nokia, con un peso del 58%, brilla con luz propia

La Bolsa de Helsinki es básicamente Nokia. El índice Hex del mercado finlandés baila al ritmo de los vaivenes del fabricante de equipos de telecomunicaciones, cuyo peso en la Bolsa asciende actualmente al 58%. Hace dos años, en plena efervescencia de la nueva economía, ponderaba todavía más. No en vano, el precio de las acciones de Nokia ha caído un 60% desde máximos, lo que no quita para que el dominio de la compañía sobre el mercado finés sea algo bastante insólito en el universo bursátil. 'El gran peso de Nokia es un problema positivo', bromea Kivelä Ville, director de inversiones de Nordea Securities, la rama bursátil de Nordea Bank, el mayor grupo financiero de Finlandia. 'Ha sido positivo para la economía finesa, pero, además, ha creado mucho negocio en Bolsa y ha impulsado a otras compañías, subcontratas del grupo, a dar el salto al parqué'.

Definida como el laboratorio de Europa, Finlandia se ha convertido en referente tecnológico para todo el continente, sobre todo en lo que a tecnologías de la información se refiere. Obviamente, este carácter de la industria del país tiene su reflejo en el mercado de valores, donde además de Nokia, la presencia de compañías de crecimiento es abrumadora. 'En términos de capitalización, los valores de crecimiento siguen dominando el mercado finlandés, y constituyen el 68% del mismo', explican en Danske Securities, sociedad de valores escandinava. 'Creemos que los valores de crecimiento serán todavía más dominantes en el mercado, pues pensamos que queda mucho por cosechar en valores relacionados con los equipos de telecomunicaciones', añaden.

Muchas de estas compañías, de hecho, han crecido hasta el punto de traspasar fronteras y erigirse en verdaderos jugadores globales. 'En el pasado, la región [escandinava] ha producido grupos empresariales paneuropeos y globales de compañías que simplemente comenzaron como empresas escandinavas en sus propios mercados,' relata Trygve Toraasen, gestor del fondo Nórdico de Fidelity Investments. 'Esta tendencia se mantiene, porque están llegando nuevas compañías para ocupar el puesto de aquéllas'.

En una coyuntura como la actual, en la que se espera que la economía global comience a recuperarse a partir del segundo semestre del año, la peculiaridad de la Bolsa finlandesa se antoja una oportunidad de inversión, pues no son sólo las compañías de crecimiento las más presentes en el mercado, sino también aquéllas de corte cíclico. Entre ellas, destacan algunas de las mayores compañías papeleras del mundo, como Stora Enso. 'La región escandinava ofrece un punto de apoyo para aprovechar la recuperación económica, tanto por el peso de los valores tecnológicos allí presentes como por la exposición en los sectores cíclicos (productos básicos y bienes de equipo)', asegura Paul Kondratieff, gestor de Crédit Agricole Asset Management. 'En el campo de las telecomunicaciones (fabricantes de equipos, operadores e Internet), esta región, que se ha beneficiado de la desregulación del sector antes que la mayoría de países, desempeña el papel de laboratorio del futuro para el resto del mundo, sobre todo en telefonía móvil', continúa.

Como muchos otros mercados, la Bolsa de Helsinki vivió su edad de oro al final de la década de los noventa, quizá con más ímpetu, dado el elevado peso de la compañías tecnológicas. El índice Hex 25 ganó una media del 33% anual entre 1996, 1997 y 1998, y alcanzó una revalorización del 116,74% tan sólo en el año 1999. Desde los máximos que alcanzara el 6 de marzo de 2000, el índice ha perdido en torno a un 52% de su valor, arrastrado por la desaceleración económica global y el pesimista clima bursátil. 'El mercado finlandés cotiza actualmente con un descuento del 24%, algo menor al de diciembre, lo cual refleja la rebaja de los tipos de los bonos, así como el fuerte potencial a largo plazo de buena parte del mercado', explican en Danske Securities.

Las casas de análisis finlandesas son optimistas de cara a la recuperación del mercado este año y recomiendan sobreponderar acciones finesas en la cartera. Todo ello, siempre y cuando la recuperación de la economía norteamericana se contagie a Europa. 'El motor de la renta variable para los próximos dos meses debería ser el desarrollo económico por encima de cualquier otra cosa', aseguran en Nordea Securities. No se esperan, sin embargo, elevadas revalorizaciones como, por ejemplo, la de 1999. 'El Hex podría ganar este año un 5%, pero las subidas serán mayores en 2003, entre el 10% y el 20%', calcula Kivelä Ville.

Entre las apuestas para este año, los analistas le han puesto el ojo, cómo no, a los sectores de crecimiento y a los cíclicos. Entre los primeros, las preferencias se dirigen al sector tecnológico y, más concretamente, hacia la reina del parqué: Nokia. El fabricante de equipos de telecomunicaciones goza del favor de buena parte de la sociedad inversora finlandesa -y no sólo finlandesa-, que ha acogido con verdadero optimismo los resultados del cuarto trimestre de 2001 de la compañía. 'Los resultados de Nokia han dejado pequeñas hasta las previsiones más optimistas', aseguran en Nordea Securities. æpermil;stas situaban el beneficio por acción entre los 0,19 y los 0,21 euros, frente a los 0,24 euros arrojados por el grupo empresarial. Los expertos opinan que las acciones de la compañía ya han recogido las malas noticias. 'Pese a que mantenemos la cautela con respecto a la industria, hemos elevado nuestras previsiones para 2002 y 2003', señalan en Credit Suisse First Boston. 'Esperamos que la compañía sea capaz de mantener unos márgenes más elevados en telefonía móvil que los que se previeron', añaden. El banco de inversión sitúa el precio objetivo de Nokia en 34 euros, lo que equivale a un potencial del 33,64% con respecto al cierre de ayer. La recomendación de compra se incluye también en los informes de Danske Securities y Nordea Securities. El precio fijado por los analistas de esta sociedad es de 32 euros, nivel que apoyan en las perspectivas de beneficio de la compañía derivadas de los nuevos modelos de teléfonos móviles que lanzarán a lo largo de este ejercicio, así como en la puesta en marcha de la telefonía de tercera generación en 2003. Morgan Stanley, más pesimista, sitúa el precio objetivo en 15 euros.

Al margen de Nokia, dentro del sector tecnológico, hay otra compañía muy valorada por los analistas finlandeses (menos por los bancos de inversión internacionales), denominada Tietoenator, el mayor grupo de servicios informáticos del país. La empresa acaba de adquirir la rama de programas informáticos bancarios de su rival en el país, Merkantildata. Este hecho confirma las expectativas de las casas de análisis, que apuestan por el crecimiento de Tietoenator vía adquisiciones y consideran que este tipo de movimientos mantendrá vivo el valor a lo largo de 2002.

El otro gran grupo de la Bolsa finesa lo constituyen las papeleras, sector fuertemente cíclico. Adelantándose a la recuperación económica global, el sector se ha comportado bastante bien en los últimos tiempos, y ello a pesar de que los bajos precios del papel han hecho mella en los resultados. 'Sin el apoyo de mejora de fundamentales y sin perspectivas al respecto en los próximos meses, el riesgo a corto plazo está creciendo, por lo que esperamos aumentos de volatilidad', prevén en Nordea Securities. 'No obstante, con la valoración a largo plazo todavía atractiva, con un 30%-40% de potencial al alza, aprovecharíamos cualquier debilidad para aumentar posiciones en el sector forestal', añaden. Entre las favoritas de los analistas aparecen UPM-Kymmene y Stora Enso, a la que Credit Suisse First Boston otorga un precio objetivo de 19,50 euros, es decir, un 30% por encima de su precio actual. 'Cualquier repunte en la actividad económica debería tener un efecto positivo inmediato en la demanda y, por tanto, en el aumento de la capacidad de producción', apuntan los analistas.

La de Helsinki es quizá la Bolsa de la zona euro que espera con mayor impaciencia la recuperación económica. Hasta que llegue el gran momento, previsto para el segundo semestre, la entrada progresiva en el mercado puede resultar una estrategia acertada.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_