Propuesta

El PP apoya la creación de un colegio de censores de cuentas en Valencia

El Partido Popular de la Comunidad Valenciana defendió ayer en solitario la creación de un colegio oficial autonómico de censores jurados de cuentas, similar al que se puso en marcha en Cataluña en 1999. El Gobierno central planteó un conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional, que todavía no ha resuelto.

Este conflicto se basa en la presunta vulneración de la Ley estatal de Auditoría, que no considera esta actividad una profesión. Esta visión del Gobierno es apoyada por los colegios de economistas.

La contradicción entre la postura del PP valenciano y la del Gobierno central fue puesta de manifiesto por la oposición socialista en las Cortes Valencianas, cuyo diputado Josep Albert Mestre pidió la retirada del proyecto de ley 'por prudencia jurídico-política', según Efe.

El diputado del PP Rafael Ferraro replicó que un auto del Tribunal Constitucional de julio de 2000 levantó la suspensión cautelar que pesaba sobre la inscripción del colegio catalán y defendió la ley como ejercicio de las competencias propias de la Comunidad Valenciana. Para el diputado socialista, el conflicto de competencias sigue existiendo a pesar de ese auto. El proyecto de ley especifica que las agrupaciones de Valencia, Castellón y Alicante del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España han solicitado la creación de este colegio oficial, que integrará a quienes ejercen las actividades propias de esta profesión, entre las que se encuentra la de auditoría.