Cataluña

Cimalsa destina 300 millones a centros logísticos

El Gobierno catalán, a través de la empresa pública Cimalsa, prevé invertir más de 300 millones de euros en los próximos tres años para cuadruplicar el suelo logístico existente en la comunidad. El consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Felip Puig, anunció ayer la construcción de ocho centrales integradas de mercancías.

La empresa pública Cimalsa (Centro Integral de Mercancías y Actividades Logísticas) invertirá en los próximos tres años más de 300 millones de euros en la construcción de ocho centrales de mercancías (grandes centros de almacenaje y distribución), que cuadruplicarán la actual superficie dedicada a este tipo de actividades logísticas.

El consejero catalán de Política Territorial y Obras Públicas, Felip Puig, anunció ayer, ante representantes del sector, que estos proyectos sumarán un total de 800 hectáreas para usos logísticos a las ya existentes (unas 160 hectáreas de terreno). Según explicó posteriormente el presidente de Cimalsa, Josep Grau, a estas inversiones se añadirán posteriormente las que realiza el sector privado interesado en participar en los diferentes proyectos.

Aunque en algunos casos el Gobierno catalán continúa adquiriendo terrenos, su intención es ubicar dos centrales en las comarcas de Girona, una en Lleida, otra entre Tarragona y Reus, una en el Delta del Ebro, una en las comarcas centrales de Cataluña y dos en la región metropolitana de Barcelona.

Central de Santa Perpètua

Actualmente sólo se encuentra plenamente en funcionamiento la Central Integrada de Mercancías de Santa Perpètua de la Mogoda (CIM Vallès), aunque el proyecto de Lleida está muy avanzado. Este último cuenta con 420.000 metros cuadrados y estará finalizado en 2003. En Girona, Cimalsa también ha adquirido ya 250.000 metros cuadrados cercanos al aeropuerto para construir una de estas centrales. La inversión del proyecto supera 37 millones de euros.

La intención de la consejería, de hecho, es situar estas nuevas centrales de mercancías cerca de los aeropuertos catalanes y de los diferentes nudos de conexión intermodal, aprovechando así la mejora que experimentarán las infraestructuras catalanas en los próximos años. Según Puig, estos nuevos emplazamientos 'incorporarán criterios de sostenibilidad y serán respetuosos con el entorno'.

Estas actuaciones, que el consejero detallará en un par de semanas, irán acompañadas de una política de reequilibrio del territorio, así como de una mejora de la red viaria existente para hacer frente al crecimiento experimentado por el transporte por carretera.

La empresa pública Cimalsa fue creada en 1992 con el objetivo de crear centrales integradas de mercancías que permitieran mejorar los flujos de transporte. Estas centrales agrupan en un mismo emplazamiento las diferentes actividades del sector, desde el almacenamiento de cargas hasta el aparcamiento de vehículos o empresas de servicios (talleres, seguros). El presupuesto de Cimalsa para 2002 es de 59,76 millones de euros, un 23% más que el año pasado.