El grupo Festina compra la empresa relojera suiza Candino

El grupo Festina, propiedad del empresario español Miguel Rodríguez, ha adquirido la empresa suiza Candino Watch, fabricante de relojes del segmento de precios medios. Rodríguez estuvo esta semana en Suiza para ultimar la transacción, cuyo importe no ha sido revelado.

Candino, con sede en Biel (noroeste de Suiza) y una planta de producción en Herbetswil (cantón de Solothurn), fabrica básicamente relojes deportivos bajo su propia marca y para otras empresas sin producción propia.

Con una plantilla de 120 personas, Candino tiene una capacidad de producción anual de alrededor de 1,5 millones de relojes.

La compra de Candino permitirá a Festina aumentar la proporción de relojes fabricados en Suiza, que es actualmente de un 20%. Ello facilitará el aumento de su presencia en el mercado helvético.

Fundada en 1902 en La Chaux-de-Fonds, Festina fue adquirida en 1984 por Miguel Rodríguez en un momento en que estaba inactiva.

El empresario español le insufló vida gracias a una nueva política consistente en ofrecer una buena relación calidad-precio y a una estrategia comercial agresiva de la que se han beneficiado sus marcas Festina, Lotus, Jaguar y Calypso.

Ventas millonarias

Con cuatro millones de relojes vendidos anualmente, Festina ocupa un lugar importante en el sector relojero tanto en Francia, donde es una marca líder, como en España.

Según los expertos, la fuerte presencia de la marca Candino en los países escandinavos permitirá a Festina entrar más fácilmente en esos mercados mientras que a la inversa, gracias a las nuevas sinergias, Candino podrá desarrollarse más fácilmente en los mercados español y francés.

Festina, que ha tenido que batallar últimamente para instalar su red de distribución en Suiza, competirá directamente con el gigante del negocio, Swatch.