Caja Laboral registró por primera vez un descenso en el beneficio en 2001

Caja Laboral rompió en 2001 su dinámica de crecimiento en sus beneficios desde su fundación hace poco más de 40 años. La entidad de crédito ligada a Mondragón Corporación Cooperativa (MCC) tuvo un resultado después de impuestos de 107,6 millones de euros, un 3% menos.

Buen año para el negocio bancario y malo para el bursátil. Los negativos resultados de sus operaciones financieras ligadas a Bolsa lastraron la cuenta de beneficios de Caja Laboral en 2001. Este capítulo, según fuentes de la cooperativa de crédito, le supuso unas pérdidas de 2,4 millones de euros (399.000 millones de pesetas), frente a unos beneficios de 7,7 millones de euros en 2000 (311.000 millones de pesetas)

El impacto de las dotaciones para el Fondo Estadístico de Insolvencias también ha contribuido a la reducción de beneficios. En 2001 se destinaron a este fondo un total de 19,7 millones de euros.

El pasado año fue, sin embargo, bueno para el negocio típico bancario de Caja Laboral, la primera entidad que suele anunciar sus resultados anuales. Así su crecimiento se situó por encima del 9,8% y del 12,4% en su margen de intermediación.

A final de 2001, Caja Laboral contaba con unos recursos de balance de 6.917,2 millones de euros, un 15,9% más.

A este aumento contribuyeron la positiva evolución de los depósitos a plazo y de los productos de ahorro con liquidez contratados a través de Internet.

El pasado ejercicio, el conjunto del saldo total de la inversión crediticia superó en un 18,9% el conseguido el año anterior. Los mayores crecimientos se experimentaron en los préstamos a medio plazo, los créditos hipotecarios y en el leasing.

Caja Laboral contaba a 31de diciembre con 300 oficinas, 26 más que en 2000, y 1.618 empleados.

Su estrategia de crecimiento en sucursales se ha producido fundamentalmente en Castilla y León y Aragón.