Las comunidades quieren revisar el pacto con los laboratorios farmacéuticos

Los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas que han recibido las competencias el 1 de enero quieren reunirse con Farmaindustria para plantear la conveniencia de firmar un nuevo concierto distinto al suscrito por la ministra de Sanidad, ya que la situación ha cambiado de forma sustancial.

Las comunidades autónomas no están de acuerdo con el pacto suscrito por Celia Villalobos y Farmaindustria para reducir el gasto sanitario en medicamentos, por lo que quieren renegociarlo con la propia ministra y con la patronal farmacéutica, ya que además entienden que la situación ha cambiado tras la asunción de las competencias sanitarias, afirmó ayer en Cuenca el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata.

A su juicio, la ministra de Sanidad "ha suscrito un pacto con Farmaindustria utilizando los recursos que cada comunidad autónoma tiene que negociar porque afecta a las recetas que después van a tener que pagar", añadió.

Fernando Lamata entiende que "se ha firmado con nuestro dinero algo con lo que no estamos de acuerdo, porque además es un mal pacto ya que va en contra de los intereses del sistema sanitario".

En este sentido, anunció que al margen de la denuncia contra dicho acuerdo que ha interpuesto en los tribunales el Gobierno de Castilla-La Mancha, los consejeros de todas las comunidades autónomas van a sentarse a negociar con Farmaindustria para plantearle un nuevo concierto.

Por otra parte, Lamata dijo que una vez completado el proceso de transferencias sanitarias, el Ministerio de Sanidad y Consumo tiene todavía mucho que hacer, sobre todo en lo que se refiere a un asunto fundamental, como es el de la relación con Europa, sobre todo ahora que España ocupa la presidencia de la Unión Europea.