Meroño resalta la ineficacia del pago a las eléctricas por garantizar potencia

El director general de Fira de Barcelona, Josep Gual, propuso una alianza entre esta institución e Ifema para organizar conjuntamente salones en el exterior. Gual asegura que "la expansión exterior tendría que ser fruto de un esfuerzo conjunto entre las principales instituciones: Fira e Ifema, así como las Administraciones que hay detrás de ellas".

El director general de Fira de Barcelona considera que una actuación conjunta permitiría desarrollar proyectos de mayor envergadura, ya que contarían con mayores apoyos institucionales. Una alianza de estas características requeriría, por ejemplo, la colaboración del Instituto de Comercio Exterior (Icex) y del Copca (Consorcio de Promoción Comercial de Cataluña), "para apoyar la tarea exportadora de las empresas". El Icex, de hecho, colabora actualmente en la organización del salón Alimentaria, que la Fira organiza en México.

América Latina sería, según Gual, "el mercado natural" para desarrollar esta iniciativa, aunque no descarta proyectos en Asia o en Europa Oriental. La Fira trabaja en este momento en diversas iniciativas para ampliar su presencia -de la mano de Alimentaria- en los países del Cono Sur y en el Este europeo.

Alianzas europeas

Aunque esta propuesta no se ha realizado todavía formalmente a los responsables de Ifema, el director general de Fira se muestra convencido de que será recibida de manera positiva. "Si partimos de la base de que somos referentes, no competidores, es lógico que realicemos esfuerzos conjuntos", afirma Gual. En esta línea, recuerda, están trabajando diversas ferias europeas, "nosotros podemos hacer lo mismo", concluye. La colaboración con Ifema, además, podría extenderse a otras ferias como Bilbao o Valencia, en casos determinados.

En principio, Gual es partidario de concretar esta colaboración en la organización de salones, ya sean salones preexistentes en ambos recintos o bien de nueva creación. Aunque Fira de Barcelona participa en la gestión de un recinto en México, el director general descarta nuevos proyectos en esta línea.

La iniciativa de cooperar con Ifema responde a la voluntad de superar la habitual comparación entre los recintos feriales de Madrid y Barcelona.

Gual, que asumió la dirección general de Fira hace poco más de un año, rechaza que la institución barcelonesa haya perdido peso respecto a Madrid y asegura que ambas no son comparables. "Ofrecen productos diferentes, para públicos diferentes" y, por lo tanto, "no se pueden comparar", afirma.

Fira de Barcelona cerrará 2001 con unos ingresos de 11.800 millones de pesetas (71 millones de euros), un 26% más que en 2000. Los resultados de explotación serán de 2.400 millones de pesetas.

 

La reducción de costes es la prioridad

Tras la entrada de la Generalitat en el consejo, Fira de Barcelona se encuentra inmersa en un complejo proceso de reestructuración que, según su director general, tiene como finalidad "optimizar los recursos" de la institución. Una de las primeras medidas de la nueva dirección ha sido iniciar un plan de prejubilaciones voluntarias. En la Fira trabajan actualmente 340 personas.

Según Gual, el cambio fundamental que está abordando la Fira es de "adaptación a los nuevos retos". Entre otras cosas, Fira de Barcelona trabaja en un proyecto de Internet que permitirá, por ejemplo, que los expositores contraten su espacio a través de la Red. En el portal, que estará listo a mediados de 2002, se invertirán 1.900 millones de pesetas.

Este proyecto forma parte del plan estratégico de Fira de Barcelona, que suma inversiones cercanas a los 60.000 millones de pesetas durante los próximos 10 años. La mayor parte, unos 50.000 millones de pesetas, corresponde a la ampliación del recinto de Pedrosa, en L'Hospitalet.