epigrafe

EE UU predice un precio estable del barril de crudo durante los próximos 20 años

El Departamento de Energía de Estados Unidos ha publicado su informe anual con las previsiones para 2002 y las proyecciones para los próximos 20 años. El departamento prevé un precio estable del barril de crudo a nivel mundial. Su proyección para 2020 es de 24,68 dólares por barril, frente a los 22,48 que prevé como media de este año.

El informe reconoce que los atentados del 11 de septiembre y la crisis económica global han tenido una repercusión indudable en la cotización del crudo. El precio del barril ha perdido un tercio de su valor desde los atentados. La cotización del barril de brent, el de referencia en Europa, cotiza actualmente a 19,3 dólares. Los precios se han animado ligeramente ante la inminencia del recorte que va a aprobar la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y el resto de productores.

Sin embargo, el Departamento de Energía estima que esas variaciones no tendrán a largo plazo más efecto que el que tienen los inviernos, especialmente duros en el hemisferio norte, que suelen provocar un incremento de la demanda y de la cotización.

La previsión de la demanda es que pase de los 76 millones de barriles diarios que registró en 2000 a 118,9 millones de barriles en 2020, "debido al incremento de la demanda en EE UU y en los países en desarrollo, como América Central y del Sur y la Cuenca del Pacífico en Asia. No en vano, Asia representa más del 50% en el incremento de la demanda de petróleo de los últimos cinco años.

EE UU también prevé nuevos actores en el mercado internacional del crudo. En este sentido, el Gobierno estadounidense pronostica que la Cuenca del Caspio logrará producir más de 6,5 millones de barriles hacia el año 2020, lo que la colocaría entre el grupo de los cinco mayores productores mundiales.

Otros dos actores importantes serán Brasil y la región de África Occidental. Ambos superarán el ritmo de producción de dos millones de barriles diarios ya en el año 2010. México también requiere atención, EE UU prevé que este país incremente un 30% su ritmo de producción.