NTL, la mayor operadora de cable de Reino Unido, suprimirá 4.000 empleos

La operadora británica NTL va a proceder el próximo año a un ajuste laboral, que supone el doble de los despidos previstos en un primer plan. Además, la compañía ha propuesto congelar el salario de todos sus directivos.

NTL va a eliminar 4.000 empleos el próximo año, dos veces por encima de la cifra inicialmente prevista en su plan de reestructuración. Como medidas complementarias, la operadora británica ha congelado los salarios de todos sus directivos y se desprenderá de los servicios de todos los contratistas y consultores que no sean estrictamente necesarios para el buen funcionamiento de la compañía.

La reestructuración obedece a la necesidad de recortar la deuda del grupo que asciende a 3,2 billones de pesetas (más de 19.000 millones de euros). No obstante, NTL asegura que dispone de recursos de capital suficientes para hacer frente a su deuda hasta el año 2003.

"Estas iniciativas forman parte de nuestro programa de reducción de gastos", afirmó Barclays Knapp, consejero delegado de NTL. "Se las puede considerar prudentes en el entorno actual y nos permitirán operar con mayor eficacia".

En los últimos 12 meses NTL ha reducido su plantilla de 21.800 a 17.00 personas. La mayor parte de estos despidos obedece a la duplicidad de la plantilla resultante de 12 empresas adquiridas desde 1999.

Hace poco NTL selló una alianza con Orange, la filial de móviles de France Télécom, que prevé conseguir una expansión de la base de clientes a través de servicios compartidos entre las dos operadoras. France Télécom ya participaba con el 25% en el capital de NTL.

La operadora británica acumuló pérdidas de 188.500 millones de pesetas hasta septiembre, frente a 140.700 millones en el mismo periodo del pasado año. El número de clientes del servicio digital subió un 20%, hasta 1,14 millones, y NTL confía en cumplir el objetivo de 1,25 millones para este año.