LA MONEDA æscaron;NICA

Caruana teme que el euro provoque "pequeñas" subidas en los precios

El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, reconoció ayer que la introducción del euro puede producir una subida de los precios, aunque precisó que esos aumentos "serán muy pequeños". El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pedro Solbes, destacó que la llegada del euro fiduciario dará transparencia de precios, supondrá el fin del riesgo de cambio e impulsará la convergencia de precios en la zona euro.

F. M. / Agencias Madrid

Caruana destacó los esfuerzos para asegurar el reparto de efectivo a entidades financieras y al sector comercial, así co-mo el interés mostrado por ciudadanos y empresarios, que permitirán que el periodo de transición sea "más rápido y suave de lo previsto". Caruana lanzó un mensaje de tranquilidad y recordó que "no es necesario hacer un acopio excesivo de billetes y mo-ne-das" en euros, pues la peseta funcionará hasta el 28 de febrero.

El gobernador del Banco de España asistió con el ministro Rato; el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pedro Solbes, y el consejero del BCE Eugenio Domingo Solans, al acto de presentación del evento con el que España rendirá homenaje a la peseta y al euro el próximo 31 de diciembre.

La propuesta del Gobierno español es un acto que se celebrará simultáneamente en la plaza del Ayuntamiento de Gáldar (Gran Canaria), la plaza de la Corredera (Córdoba) y la Puerta del Sol, en Madrid. El evento consiste en un recorrido, a través de imágenes y música, por la historia de la peseta desde su creación en 1869 hasta la llegada del euro y un homenaje a las principales instituciones y ciudades de la UE.

En la presentación del evento, Solans hizo una "petición de colaboración" a los ciudadanos, ya que por la "simple lógica de los grandes números", es de esperar que se produzcan "pequeños accidentes". No en vano, la introducción del euro supondrá la transformación de 200.000 cajeros automáticos en toda Europa. Sólo en España, el stock de salida del euro es de 5.510 millones de monedas y de 630 millones de pesetas.

Para garantizar la normalidad en los primeros días del euro, bancos y cajas se han comprometido a abrir el 2% de sus oficinas durante las horas centrales del próximo 1 de enero. El Banco de España también abrirá oficinas. Rato asegura además que el 80% de los cajeros tendrá billetes de baja denominación (de 5, 10 y 20 euros) antes del mediodía del 2 de enero; una semana más tarde ya estará lista la totalidad de los cajeros.

La prealimentación

Desde el 1 de diciembre está en marcha el proceso de prealimentación del pequeño comercio. Los comerciantes pueden acercarse a las entidades financieras a solicitar un adelanto en euros, para potener cambio ya desde el 1 de enero. El adelanto no se cargará en cuenta hasta el 15 de enero, por lo que los comerciantes se aseguran así el rendimiento de la totalidad de sus depósitos durante un breve periodo de tiempo. No obstante, el banco congelará en la cuenta una cantidad equivalente a la concedida en euros. El cliente gana intereses, pero pierde liquidez.

La logística también genera problemas. Las entidades financieras no han podido empezar a entregar billetes de euro hasta ayer, lo que ha provocado nerviosismo entre los comerciantes. Los costes de transporte, seguridad y canje de los euros son muy elevados, tanto que el Banco de España se ha comprometido a financiar parte de la predistribución con 3.000 millones de pesetas. Bancos y cajas cifran el coste total entre 77.000 y 97.000 millones de pesetas.