La CNMV aprueba el presupuesto del fondo de garantía de inversiones

La CNMV dio, a última hora de ayer, el penúltimo paso para que los afectados por los casos AVA y Gescartera sean indemnizados. Aprobó el presupuesto del fondo de garantía de inversiones, cuyo patrimonio no ha sido difundido, pero que fuentes del mercado valoran en alrededor de 500 millones de pesetas.

El presupuesto que ayer aprobó la CNMV apenas servirá para indemnizar a los afectados por Gescartera. El fondo de garantía de inversiones pagará una mínima parte de estas indemnizaciones, pero su constitución es un paso imprescindible para que éstas tengan lugar. La CNMV dio ayer luz verde a las cuentas de la sociedad gestora, y eso pone en marcha el mecanismo de garantía.

El mercado esperaba desde principios de semana una aprobación que parecía inminente. La dotación inicial estará entre los 450 y los 500 millones de pesetas, tal y como comentan fuentes del mercado. æpermil;sta es la cifra que se había manejado en las últimas semanas. No obstante, la CNMV no comunicó ayer ningún detalle sobre el presupuesto.

Este presupuesto servirá para definir la parte que el fondo de garantía de inversiones pagará por los agujeros anteriores a su constitución, esto es, por AVA y Gescartera. Este fondo y el fondo de garantía de depósitos (el de los bancos y las cajas) aportarán dinero proporcionalmente a su patrimonio.

Paga la banca

En otras palabras, la banca lo pagará todo, pues su mecanismo de garantía está dotado con más de medio billón de pesetas, mientras el presupuesto del fondo de las entidades de valores rondará los 500 millones de pesetas. Apenas un 0,1%.

La CNMV comentaba ayer en su nota de prensa que "con esta decisión, la CNMV pretende contribuir a un ágil y próximo cobro de las indemnizaciones pertinentes". En efecto, el fondo de garantía de inversiones, que llevaba tres años en un limbo jurídico, ha sido puesto en marcha a contrarreloj tras estallar el caso Gescartera.

Es más, la enmienda presentada anteayer por el Grupo Popular a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos, que determina que el fondo de garantía bancario se hará cargo de casi todos los pagos, se aceleran las indemnizaciones, pues este fondo está sobradamente provisto de recursos financieros. La aprobación del presupuesto por la CNMV, que permite una base de cálculo para los pagos, es el siguiente y lógico paso.

La mayor parte de los 500 millones del fondo de garantía de inversiones se quedarán como patrimonio, para hacer frente a eventuales nuevos agujeros en los que ya no se podrá pedir árnica a la banca. El mecanismo de garantía se irá dotando año a año con las aportaciones de las firmas de valores, que serán proporcionales al volumen de activos gestionado por cada una de ellas.