Caruana obliga a abrir el 2% de las oficinas bancarias el 1 de enero

El ministro de Economía, Rodrigo Rato, se ha salido con la suya. Pese a la opinión unánime en contra de que las sucursales de banca abran el 1 de enero, el compromiso adquirido por las patronales bancarias con Economía y el Banco de España obligará a las entidades a abrir al menos un 2% de su red. Algunas ya lo han confirmado. Otras todavía ni siquiera tienen decidido en qué condiciones hacerlo. Los sindicatos amenazan con movilizarse si las patronales no negocian.

l Banco de España y el Ministerio de Economía intentan por todos los medios que la banca abra el mayor número posible de oficinas el próximo 1 de enero y quieren dejar todo atado para evitar sorpresas de última hora.

El miércoles, el gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, remitió una carta a la AEB, la CECA y la Unacc en la que recomienda que a su entender " al menos debe estar abierto, desde las 11 hasta las 14 horas, un número de agencias equivalente al 2% del total". Este porcentaje supone la apertura de unas 1.000 oficinas.

Fuentes sindicales y bancarias coinciden en que este empeño obedece al compromiso adquirido por el ministro de Economía, Rodrigo Rato, con la Comisión Europea para facilitar la entrada del euro.

A pesar de la oposición generalizada a la apertura, bancos, cajas y cooperativas de crédito han aceptado abrir un número aún por concretar de oficinas el próximo 1 de enero, lo que se ha plasmado en un acuerdo firmado el pasado miércoles entre el Banco de España, Economía, la AEB, la CECA, la Unacc y las patronales de comerciantes Asedas, Cecoma y la Confederación Española de Comercio para "facilitar una transición suave al euro".

Mientras, CC OO y UGT amenazaron ayer con convocar movilizaciones si las patronales bancarias no negocian con los trabajadores la apertura. Ambos sindicatos señalan que ya en el punto 6 del acuerdo firmado el miércoles se plantea que este proceso de negociaciones se produzca de acuerdo con "el marco de relaciones laborales en el sector". Las patronales, mientras, consideran que es cada banco el que debe negociar con los sindicatos.

Las tres patronales han afirmado que será cada entidad financiera la que decidirá el número de oficinas que abrirán y hasta qué hora prolongarán su jornada en los primeros días de enero.

El Banco de España también recuerda a la banca la necesidad de ampliar los horarios de las sucursales durante los primeros días de enero. Pero entiende "que al menos habrá de prolongarse hasta las cinco de la tarde", señala Caruana en su carta.

En la carta también se afirma que el Banco de España y Economía "solicitarán una mayor protección de las fuerzas de seguridad para estas agencias, que registrarán unos riesgos más elevados debido a la menor presencia de ciudadanos en las calles".

El Banco de España ha dado como plazo hasta el 15 de diciembre para que la banca le remita la lista de agencias que abrirá en el estreno de la nueva moneda.

 

Convocada una huelga en la banca francesa

De momento, sólo el Santander Central Hispano y el BBVA han comunicado que abrirán el 2% de sus oficinas el 1 de enero de 11 a 14 horas. El BBVA, además, bonificará a los empleados que trabajen ese día con 40.000 pesetas. Las otras tres grandes entidades La Caixa, Caja Madrid y el Banco Popular, aún no han decidido cuántas oficinas abrirán, aunque parece claro que como mínimo será el 2%.

Pero no es España el único país donde se han disparado las tensiones entre la banca y los sindicatos coincidiendo con la entrada del euro. En Francia, donde los bancos no abrirán el 1 de enero, los sindicatos de banca convocaron el miércoles una huelga para el 2 de enero, primer día hábil del periodo previsto para la circulación conjunta del euro y el franco.

En este caso, sin embargo, las tensiones se deben al convenio colectivo. Sus principales reivindicaciones son mayores retribuciones, aumento de efectivos y condiciones de seguridad.