CONTRATOS Y SUBVENCIONES

Las ayudas de 2002 se volcarán en la inversión industrial y tecnológica

Las ayudas a las pequeñas y medianas empresas se dirigirán fundamentalmente en 2002 a apoyar las inversiones en activos fijos nuevos de carácter productivo y a impulsar la innovación tecnológica. En cuanto a su cuantía, cada año adquieren más importancia las subvenciones a empresas de cualquier sector con proyectos que supongan la creación de empleo estable.

El último trimestre del año es el momento en el que muchas empresas estudian y preparan los proyectos de inversión que planean desarrollar a lo largo del siguiente ejercicio. Se trata también de un periodo en el que las principales líneas de subvención están ya cerradas, pero en el que se configuran los programas de ayudas del año siguiente.

Las ayudas y subvenciones irán básicamente destinadas en 2002 a apoyar las inversiones en activo fijo nuevo de carácter productivo y a la innovación tecnológica. Si los sectores tradicionalmente más apoyados han sido el industrial, comercial y turístico, cabe esperar (como ya ha sucedido en 2001) que el sector servicios sea especialmente valorado en todo lo que tiene que ver con las nuevas tecnologías y con el acceso y presencia en Internet.

Los criterios que primarán en la concesión de subvenciones se basarán en el sector de actividad al que pertenezca la empresa solicitante. Así, mientras que el sector industrial aumenta sus posibilidades de recibir subvenciones cuando garantiza un aumento en la capacidad productiva de la empresa como consecuencia de la adquisición de la maquinaria subvencionada, otros sectores como el turístico o el de servicios se ven especialmente favorecidos cuando, como consecuencia de la inversión, se mejora la calidad de la actividad realizada. En el sector turístico se considera prioritario el aumento en la categoría de los hoteles y en el sector servicios todo aquello que mejore la operativa de los procesos, reduciendo costes y tiempos de ejecución.

En la mayoría de las ayudas, la Administración considera subvencionables las inversiones iniciadas con posterioridad al 1 de enero del año de publicación de la convocatoria. No obstante, en algunas comunidades autónomas se repiten año tras año determinadas ayudas que admiten inversiones ya iniciadas en torno al mes de octubre del año anterior al de la convocatoria. Como ejemplos claros tenemos las líneas de apoyo al comercio y al turismo en la comunidad autónoma de Madrid.

Sectores

Para los sectores turístico y comercial la mayoría de las líneas de ayudas se caracterizan por ser a fondo perdido y alcanzan un porcentaje máximo que ronda el 30% sobre el total de las inversiones a realizar consideradas como subvencionables. En el sector industrial, las ayudas a fondo perdido son compatibles en la mayoría de los casos tanto con un recorte en el tipo de interés de los préstamos (ayuda no reintegrable) como en anticipos reembolsables a tipo de interés cero.

Cada vez tienen más importancia por su cuantía las subvenciones que apoyan la creación de empleo estable en empresas de cualquier sector de actividad. Tradicionalmente las ayudas otorgadas suponían bonificaciones en la cuota de la Seguridad Social por contingencias comunes. Sin embargo, en los dos últimos ejercicio dichas bonificaciones se han visto complementadas por ayudas que han alcanzado un importe hasta 1,5 millones de pesetas por contrato indefinido a jornada completa.